Ivan Rogers

EFE / Thierry Roge

Embajador británico renuncia antes de materializarse el Brexit

Ivan Rogers había sido una figura clave en los procesos que finalmente desembocaron en la salida del Reino Unido del bloque europeo

04 de enero de 2017 09:49 am

Por: EFE

El embajador británico ante la Unión Europea (UE), Ivan Rogers, presentó ayer su dimisión inesperadamente y sin revelar los motivos, a menos de tres meses para el arranque formal del proceso negociador del “brexit” entre Londres y Bruselas.

En un escueto comunicado, un portavoz del Gobierno de la conservadora Theresa May se limitó a señalar que Rogers renunciaba como representante permanente del Reino Unido para el bloque comunitario “unos cuantos meses antes” de su marcha, prevista para el próximo noviembre.

La nota, divulgada por el ministerio de Asuntos Exteriores, agrega que el diplomático “ha tomado ahora esta decisión a fin de permitir que se nombre un sucesor antes de que el Reino Unido active el Artículo 50, antes de finales de marzo”.

El Gobierno británico agradeció también el “trabajo y compromiso mostrado durante los últimos tres años” por Rogers, nombrado a finales de 2013 por el exprimer ministro británico David Cameron y de quien se esperaba que fuera a desempeñar un papel clave en las negociaciones del “brexit”.

La dimisión se produce unos 15 días después de que originara una sonada polémica al afirmar que llevaría una década cerrar un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la UE tras el “brexit”.

El pasado 15 de diciembre, la cadena pública BBC reveló que, en un encuentro privado, Rogers había advertido al Ejecutivo de May acerca del actual consenso europeo, según el cual un acuerdo de libre comercio entre ambas partes no podría materializarse, como muy pronto, hasta 2025.

En esa conversación, Rogers alertó además de que el acuerdo podría incluso fracasar puesto que debía pasar antes por la ratificación de los restantes 27 miembros de la UE.

El diplomático fue uno de los principales asesores de Cameron en las negociaciones previas al histórico referendo europeo del pasado 23 de junio para lograr modificar los términos del encaje británico dentro del bloque común.

Esas negociaciones se saldaron con concesiones a Londres por parte de los 27 en lo tocante al acceso de los comunitarios al sistema de subsidios sociales británicos, pero los británicos votaron finalmente por marcharse de la UE.

Rogers fue también secretario privado del extitular de Finanzas Kenneth Clarke y trabajó con el exprimer ministro laborista Tony Blair.

El exlíder del Partido Liberal Demócrata Nick Clegg, que en el pasado trabajó con Rogers en Bruselas, lamentó ayer su dimisión, a la que se refirió como “un golpe para los planes del brexit del Gobierno”.

El diputado laborista Hilary Benn, que preside el llamado comité selecto para el “brexit”, consideró que esa renuncia llega en un momento “crucial” e instó al Ejecutivo de May a encontrar un reemplazo para el embajador pues “no podría haber un momento más difícil para organizar un traspaso”.

El anuncio de su marcha ha sido bien recibido por los que abogan por un acuerdo de “brexit duro”, en el que prime el control de la inmigración por encima del acceso al mercado único.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x