La historia de superación de un niño y Stephen Curry

Captura / YouTube

VÍDEO: La historia de superación de un niño y Stephen Curry

El chico, que hoy tiene 14 años, estaba destinado a algo grande, superando sus condiciones y conociendo al hombre que lo inspira todos los días

10 de diciembre de 2016 06:08 pm

Por: INDICEPR.COM | [email protected]

Una vez más, el fino tirador de los Warriors de Golden State, Stephen Curry, demostró que no solo es un héroe en la cancha, sino también en el corazón de sus fanáticos.

La cadena KTVU, relató la historia de Brandon Kelman, un jovencito cuya limitación física no le impidió lograr su mayor sueño: jugar baloncesto como lo hace su ídolo, Steph Curry.

Según sus padres, a los seis meses de nacido, Brandon comenzó a tener movimientos que no eran correctos para su edad. "Nos dijeron, 'Oh, es sólo un reflejo. Los bebés hacen eso. No es un gran problema. En el plazo de una semana escalaron a un punto donde estaba claro que algo estaba pasando", explicó al noticiero Georgianna Junco-Kelman, madre de Brandon.

La condición con la que fue diagnosticado fue "espasmos infantiles", cuyas convulsiones resultan catastróficas para un bebé.

"Lo peor para cualquier padre es ver a su hijo sufrir y saber que no puede hacer nada al respecto", dijo Jonathan Kelman, padre del chico en la entrevista.

Según ellos, la única solución en ese momento que les dieron los médicos era practicarle lo que se conoce como hemisferectomía, en otras palabras, quitar la mitad de su cerebro. Sin embargo, la edad del bebé en ese momento eran cuatro meses, por lo que era un riesgo demasiado grande.

Los padres de Brandon optaron por la medicación para disminuir las convulsiones. Y funcionó, no solo bajaron, se terminaron.

"Tuvimos mucha suerte en que la medicación que le dimos detuvo las convulsiones", agregó Junco-Kelman.

"Sin embargo, debido a la malformación, desarrolló retrasos cognitivos, físicos, por lo que toda su vida seguirá luchando", añadió su madre.

El chico superó cualquier pronóstico médico, logró caminar, hablar, y hoy en día, luego de ver un vídeo en YouTube del astro de los Warriors, juega tremendo baloncesto.

Fue su hermano menor Jack quien mostró a Brandon a Curry en acción y eso, le cambió la vida.

"Encontré el vídeo y se lo mostré a Brandon y él lo miró y pude ver sus ojos explotar en el segundo que lo vio, y desde entonces él ha seguido cada juego que Curry juega, conoce a cada jugador de los Warriors, él sabe si alguien está herido o fuera, es realmente increíble", contó con emoción Jack en el vídeo de la cadena.

Entonces, de la "obsesión sana" por Curry, el chico pasó a la imitación

"Un día vino a mí después de ver a Steph y dijo: 'Quiero aprender a echar canastros'", dijo Kelman.

Mamá dijo: "Él solo seguía practicando y practicando, y de repente mi hijo estaba jugando baloncesto".

"No puedo driblear con las dos manos, pero lo intento. Y las anoto de tres. Quiero ser como Steph Curry. Quiero ser un jugador de la NBA ", dijo Brandon.

"Mi hijo estaba disfrutando de un deporte y viviendo una vida tan normal como un niño de 14 años de edad, jugando al baloncesto afuera con sus hermanos. Yo nunca habría soñado en un millón de años que pasaría, nos dijeron que nunca sería posible", dijo Junco-Kelman.

Entonces el chico le dijo a su mamá que su único deseo era encontrarse con Curry, y, por supuesto que ella tomó acción, se puso en contacto con la franquicia y Brandon finalmente se vio cara a cara con su modelo a seguir.

Brandon no sólo conoció a su héroe, sino que jugó con él durante 10 minutos.

"Ser capaz de bendecir la vida de otras personas, darles inspiración y esperanza, para que un niño como Brandon pueda salir y jugar, regatear, tirar, superar obstáculos; Sólo me da más motivación para seguir haciendo lo que estoy haciendo ", dijo Curry de la experiencia al noticiero.

Mamá estaba muy sorprendida y Brandon lo resumió todo en una frase: "Es el mejor día de mi vida".

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x