Maia y Malena Hernández

Vanessa Serra / Para Índice

Pequeñas pero empresarias: hermanas se unen al negocio familiar mediante la confección de joyería

A pesar de que ya tienen una visión como empresarias, no dejan de ser niñas, corretean, juegan, leen cuentos y cantan las canciones que le enseñan en la escuela

05 de diciembre de 2016 09:04 am

Katefrans Flores Sanabria | [email protected]

No es muy común que hayan niños con una visión empresarial como lo tienen estas gemelas. Con solo seis años, asimilan y definen a la perfección el concepto de emprendimiento creativo.

Según Nivia Díaz, madre de Maia y Malena Hernández, hace como tres navidades les regalaron un set de cuentas de madera que nadie imaginaría que sería la materia prima para el comienzo de “La Esquina de Maia y Malena”, dentro de Colecta --proyecto de Díaz- en El Mercado Libre.

“Cuando abro el espacio ellas hicieron el click y entendieron qué era lo que mamá estaba haciendo. Entonces ellas comenzaron a hacer collares y pulseras, le presenté la idea de ‘qué ustedes creen si los vendemos en Colecta’ y ellas quedaron encantadas. Ellas se enfocaron en ‘vamos a hacer collares, vamos a hacerlos’ y se fueron entusiasmando tanto que cada vez que hacían un collar me decían ‘mira mamá para Colecta’ y así fue cómo surgió la idea de integrarlas al proyecto”, dijo Díaz.

Ampliar

Niñas que se encargan de vender sus productos y pulseras en Colecta el Mercado Libre

Vanessa Serra / Para Índice

La complicidad de estas hermanas se puede ver desde que se entra al espacio colectivo, una comienza la oración y la otra la termina. Ambas tienen claro lo que sus padres le han inculcado y lo expresan con palabras que cualquier empresario adulto diría.

“Yo aprendí que el emprendimiento no es solo creativo también es importante”, dijo Maia a ÍNDICE. “También aprendí que un emprendedor es una persona que construye como una tienda y vende las cosas que hace. Eso es lo que estamos haciendo”, explicó Malena seguido de su hermana.

A pesar de que ya tienen una visión como empresarias, no dejan de ser niñas, corretean, juegan, leen cuentos y cantan las canciones que le enseñan en la escuela. Precisamente una de las canciones la aplicaron a una de las pulseras que confeccionaron.

Ampliar

Vanessa Serra / Para Índice

“Estábamos en la escuela y la maestra nos enseñó una canción del arcoíris”, dijo Malena seguido por Maia que cantando explicó que los colores que usaban en la pulsera era “rojo, anaranjado, amarillo y verde, azul, índigo y violeta también”.

Aunque es cautivante ver cómo se desenvuelven estas pequeñas, no se puede dejar atrás lo que es Colecta.

La razón para abrir este negocio, según explicó Díaz, se debe a su fascinación por la cultura de los lugares que fomentan los espacios para la ropa de segunda mano.

“Me di cuenta que esa cultura de segunda mano en Puerto Rico no está muy popularizada, son muy pocas las alternativas en los lugares que hay. Esta cultura se concentra en el área metropolitana. Pensé que a lo mejor no estaba popularizado porque la oferta y como se presentaba no era la correcta. Aquí todo el mundo lo que conoce de segunda mano es a Salvation Army”, dijo Díaz.

“Así que entonces dije, ‘pues si me gusta es el momento de hacer algo’. Empecé hace como año y medio a recolectar cosas, de todo; ropa, libros, cristalería.”, añadió.

Ampliar

Vanessa Serra / Para Índice

En la etapa de recolectar artículos para el negocio se topó con piezas que llegaban maltratadas, manchadas o rotas, pero no tuvo como primera opción deshacerse de ellas.

“Había que hacerle algo a esas piezas porque la otra opción era botarlas y no es viable, sería generar más basura. Entonces comencé la búsqueda de cómo reusar las camisas y los mahones en otros artículos. Es de allí que salen las bolsas para las botellas de vino, los delantales con mahones, las carteras con camisas de hombre y retazos de tela, también accesorios hechos con corbatas”, explicó.

Por su parte, Díaz concluyó diciendo que la idea de abrir espacios que sean convergentes con personas igual de emprendedoras hacen que se cree una cultura de negocio distinta.

Ampliar

Maia (izquierda) y Malena (derecha)

Vanessa Serra / Para Índice

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x