Black Guayaba

Para ÍNDICE / José L. Cruz Candelaria

Noche de rock en el Choliseo

El Día Nacional del Rock plasmó la diversidad de las propuestas locales

12 de noviembre de 2016 11:36 am

Brenda I. Peña López / Para ÍNDICE | [email protected]

La diversidad y los matices del rock local quedaron plasmados anoche, cuando seis bandas de distintas generaciones compartieron tarima en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, y contagiaron al público con su potencia, sentimiento y rebeldía.

El junte de La Secta All Star, Vivanativa, Black Guayaba, Fofé y Los Fetiches, Ignacio Peña y Misa e’ Gallo en un mismo escenario se dio en como parte del primer “Día Nacional del Rock”, que más que un concierto fue una celebración del quehacer rockero del patio. 

La energía del público aumentó de manera gradual a través de toda la velada, desde que esta comenzó, a las 7:00 p.m., con la participación de Misa e’ Gallo. A esa hora, la mayoría de los asientos de la modalidad corta del coliseo se encontraban vacíos. A pesar de eso, el colectivo de artistas presentó su singular propuesta con la fuerza y simpatía que los distingue.

Entre los siete temas que cantaron los artistas de la nueva generación de rockeros figuran “Gravedad”, “El loco”, “Añoranza” y “Sahumerio”.

A ellos, les siguió Ignacio Peña, quien entonó algunos de sus trabajos musicales más recientes como “The Same Replies”  y “Sound the Alarm”,  al igual que otras no tan nuevas como “Hey, tú”, “Only End Up Lonely” y “Remind Me When We Get There”, pero todas con la consciencia social que lo caracteriza.

Ampliar

Fofé y los Fetiches interpretaron “La juventud”, “Flamingo rosa” y “Farmacia”.

Para ÍNDICE / José L. Cruz Candelaria

La sola presencia escénica de Fofé, le inyectó dramatismo al festival musical, y su carisma y gracia conectaron con los asistentes de inmediato, haciéndolos saltar de sus asientos y acompañarlo en los coros.

Junto a su banda, Los Fetiches, interpretó “La juventud”, “Flamingo rosa” y el sencillo “Farmacia”, que dedicó a todas aquellas personas “que les gusta darse la pepa de vez en cuando”. Sin embargo, fue con un medley de los éxitos cosechados bajo la banda Circo que transportó a muchos de los presentes a su etapa universitaria.

“Los invito a que canten y se descabronen un poco porque para eso es que estamos aquí”, manifestó antes de comenzar el popurrí.

Ampliar

Vivanativa interpretó temas como "Es un nuevo día".

Para ÍNDICE / José L. Cruz Candelaria

Para cuando Vivanativa salió, la modalidad pequeña del llamado Choliseo ya se había llenado casi en su totalidad y el ánimo estaba por lo alto para cantar “Es un nuevo día”.  Con un medley que integró “Acho papá”, “Luna ardiente” y “Gungu”, y sus inmortales “Me sobra el agua”, “Puro amor”, “Mariposa” y “Me vuelas la cabeza”, mantuvieron a los presentes en una montaña rusa de emociones románticas y nostálgicas.

No obstante, fue el pequeño Gael, hijo del vocalista Javier Hiram Gómez, quien se robó el espectáculo al acompañar a la agrupación en la melodía “El gallo”. Como una pequeña copia de su padre, el niño apareció en tarima armado de una guitarra y contoneándose al ritmo del rock.

Ampliar

Black Guayaba interpretó su nuevo tema "Tarde o Temprano".

Para ÍNDICE / José L. Cruz Candelaria

Black Guayaba arribó poco después para tocar la fibra del desamor y el despecho con éxitos como “Ayer”, “Siempre”, “Tú lo sabes bien” y “Lejos”, y además presentar los temas “Tarde o temprano” y “El final”, que formarán parte de su siguiente producción discográfica.

La Secta tomó el escenario luego para hacer estallar a la audiencia en brincos y gritos a todo pulmón durante la interpretación de “Dame lo que quieras”, pero antes calentaron el ambiente con canciones como “No puedes parar”, “Si tú no estás”  y  “Locura automática”.

“Esto creo que es un bonito comienzo. Gracias por el compromiso. Ustedes son de verdad”, manifestó el vocalista Gustavo Laureano al afirmar que el “Día Nacional del Rock”, se convertiría en un evento anual para exponer el talento local de dicho género.

A juzgar por el ánimo y la respuesta del público, mayormente compuesto por personas de 30 años en adelante, el show que duró poco más de cinco horas complació. Cabe destacar, que el sonido fue impecable y que el diseño de la tarima y luces complementó el show. Sin embargo, en términos de producción, es importante mencionar que las transiciones entre una banda y otra fueron demasiado prolongadas, más aun cuando los visuales que se presentaban en la pantalla de fondo apenas se escuchaban y no había un animador que mantuviera al público cautivo durante esos minutos, como suele ocurrir en espectáculos que integran a varios artistas.  

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x