José Román Tejera

Suministrada

FOTOS: Puertorriqueño deja su huella en mercado global con línea de guitarras artesanales

La necesidad de salir de la depresión llevó a José Román Tejera a confeccionar guitarras distintas y hechas con madera de Puerto Rico

07 de octubre de 2016 11:34 am

Por: María De Los Milagros Colón | [email protected]

José Román Tejera despertó una madrugada y en un rato dibujó el primer diseño de una guitarra medio extraña, diferente. “Ya a las 6:30 de la mañana estaba despierto en el aserradero buscando madera. Fue esa necesidad de sanarme, de trabajar en lo que me gusta, de crear”.
Román Tejera, de 34 años, es el fundador y propietario de Raulo Guitars, una línea puertorriqueña de guitarras confeccionadas de forma artesanal y cuyo diseño único le han llevado a trascender al mercado global.

“Desde esa mañana no paré, seguí. Lo dejé todo. [Tenía] la necesidad de despegarme del sistema y hacer algo que fuera realmente mío. En ese momento económicamente me iba mal y no me importaba. Yo sabía que si le metía desde que me despertara hasta que me acostara, el negocio iba a ser”, aseguró.

Y el negocio fue. Y de qué manera. Tomó algunas fotos a esa primera guitarra, la colgó en sus redes sociales y la gente se mostró muy entusiasmada.

Ampliar

Suministrada

Luego la colgó en la página de comercio electrónico eBay y, bueno, tres años después tiene su propio taller y tienda en Arecibo. 

Román explicó que en un inicio le tomaba un mes hacer un solo modelo, pero hoy, junto a un empleado, logra producir cerca de seis en ese mismo periodo. La meta, dijo, es alcanzar las 400 guitarras al año y lograr consorcios con empresas grandes para que los clientes puedan conseguir el instrumento en una mayor cantidad de tiendas.

Según su creador, las guitarras Raulo están hechas con un 95 % de maderas de Puerto Rico: maga, capa prieto, almendro, laurel.
No hace falta saber de la industria para reconocer uno de estos instrumentos, pues no tienen la roseta o embocadura centralizada, como cualquier otra, sino en la parte superior.

Ampliar

Suministrada

“Regularmente el músico escucha el rebote [de la música]”, explicó, pero con la roseta en la parte superior “el sonido te baña el oído, de esa manera se siente más poderosa”.

Además, el diapasón o mástil no es derecho, sino en forma de abanico. El beneficio, explicó, es que es mucho más cómodo al momento de tocar y reduce los riesgos de lastimarse las muñecas. “Con las guitarras regular es una postura incómoda”. Por lo regular, también son más pequeñas que las guitarras normales. El producto final tiene un look estilizado y algo vintage.

El negocio comenzó con clientes internacionales, sobre todo de Australia y Estados Unidos, pero Román asegura que el mercado local ya ha acogido su producto, incluyendo artistas locales como Pedro Capó, quien usó uno de estos modelos en su pasado concierto.

Ampliar

Suministrada

Pese al reconocimiento, hay una historia medio oscura detrás de este trabajo. “Para que ese espacio creativo sea despertado tiene que haber una necesidad”, aseguró. Su necesidad, antes de Raulo Guitars, era salir del hoyo de la depresión.

Lo admite sin que le tiemble la voz: “las guitarras me salvaron”.
“[De] vivir un tiempo en el que quisieras dormirte al menos par de meses a estar donde estoy. Para mí es un honor que la gente me vea como un ejemplo. Me llena saber que hice algo diferente que no solo es reconocido en Arecibo, ni en Puerto Rico, sino en el mundo”.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x