Juego masivo de pañuelito

Ramón "Tonito" Zayas / GFR Media

VÍDEO: Estudiantes batallan con pañuelos y agua en la Universidad de Puerto Rico recinto de Río Piedras

Comunidad nostalgia vuelve a #DesconetarParaConectar, esta vez con un juego masivo de "Pañuelito"

29 de septiembre de 2016 09:07 am

Por: María De Los Milagros Colón | [email protected]

Regresó la nostalgia. El sol marcaba las 12:00 del mediodía y un grupo de estudiantes se aprestaba a comenzar una batalla de pañuelo y agua en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR); a un lado el equipo rojo, al otro el equipo azul, sin libros ni probetas pero con mucho entusiasmo se escuchó aquel grito: “¿listos?”.

Como un necesario viaje en el tiempo, cerca de cincuenta jóvenes pusieron en pausa sus tareas cotidianas para regresar a los juegos de niños y enfrentarse jugando “El Pañuelito”. Sí, ese, el que posiblemente jugabas en tu infancia y que hoy ha sido sustituido por largas horas frente a la pantalla de algún artefacto electrónico.

Los organizadores del evento, Gabriel Rivera Vázquez e Ian Robles Rivera, desarrollaron la iniciativa bajo el lema convertido en hashtag #DesconectarParaConectar con el propósito de promover el ejercicio físico y más importante aún, promover la interacción de los estudiantes más allá de las aplicaciones, las redes sociales, los celulares, las computadoras y las últimas tecnologías que consideran han transformado las relaciones sociales para producir una comunidad más “desconectada”.

Ampliar

Ramón "Tonito" Zayas / GFR Media

 

“Yo acabo de salir de un examen y vine para acá. Me gusta mucho esta iniciativa porque nos ayuda a distraernos y a conocer gente porque muchas veces pasamos por los pasillos y no sabemos quién está al lado y al tú venir conoces quién está en la Universidad”, opinó Krizia García, estudiante de segundo año de Sociología.

El equipo azul venció en la primera ronda. La segunda comenzaba y en las frentes seguían resbalando las gotas de sudor y las sonrisas se hacían anchas y genuinas. Uno que otro miembro de la administración del recinto se coló en el juego, que se realizó en colaboración con el Decanato de Estudiantes.

Los gritos se mezclaban con los chistes sobre política y candidatos a la gobernación, después de todo se trataba de un encuentro entre rojos y azules. Los jugadores ya no son tan niños.

“Vine a participar porque recuerdo mi infancia. Estos son los juegos que jugaba en mi vecindario con mis primos chiquitos y es como tener el corazón como niña todavía”, dijo Melanie Juarbe, estudiante de último año en la Facultad de Ciencias Sociales.

“Me ayuda primero a ejercitarme, pero también a despejar mi mente de todas las responsabilidades de la universidad y conocer gente nueva y eso es importante”, coincidió con García.

Pareciera que los organizadores lograron su objetivo: darle un descanso a los smartphones.

 

Se estima que en Estados Unidos, los niños pasan un promedio de cinco a siete horas al día frente a una pantalla y según un informe de la especialista en asuntos de la web, Mary Meeker, para el 2014 Indonesia era el país donde se consumía más tiempo frente un aparato electrónico con más de ocho horas al día.

Pero ayer se trató del regreso a una infancia sin tantas pantallas, y acabó con una guerra de globos y pistolas de agua, con más sonrisas de esas anchas y genuinas.

“Un aplauso porque yo estaría muerta”, comentó otra estudiante que les miraba desde la sombra de un árbol.

Este es el segundo evento de juegos tradicionales en el recinto riopedrense. El primero fue “Pillo Policía” con una participación de 193 personas.

Gabriel Rivera se ha dado a la tarea de establecer una organización estudiantil llamada “Comunidad nostalgia”, que se encargará de seguir poniendo a sudar a los estudiantes bajo el sol del mediodía, a mirarse los rostros y soltar por un rato los aparatos electrónicos.

Ampliar

Ramón "Tonito" Zayas / GFR Media

 

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x