Boda

Shutterstock

7 cosas que no debes hacer al buscar tu vestido de novia

Es uno de los trajes más importantes de tu vida, pero también uno de los más problemáticos

12 de agosto de 2016 07:07 pm

GDA / El Comercio

Encontrar el vestido de novia perfecto puede ser una gran victoria o un dolor de cabeza. La alegría de usarlo por primera vez se ve opacada por los arreglos, la demoras o las indecisiones comunes del proceso hasta que llega el gran día de tu boda.

Desde el inicio de la búsqueda y durante todo el tiempo de espera hasta el día de la boca, es normal que las novias cometan algunos errores relacionados con el vestido. Pero tranquila, no dejes que estos te desanimen y sumen una preocupación más a tus planes si es algo fácil de solucionar.

Si eres una futura esposa que recién empieza la búsqueda del vestido, te damos algunos consejos que te ayudarán a disfrutar del proceso:

#1. Ir a la cita con mucha gente

Demasiadas opiniones solo harán que te confundas o que pierdas tiempo probándote cosas que no van contigo. Lo mejor que puedes hacer es ir con un par de personas en las que realmente confíes y que sabes que te dirán la verdad si algo te queda fatal.

#2. Pedir una talla “soñada”

Ordenar un vestido de la talla que esperas tener el día de tu boda no es una buena opción. Tal vez el ejercicio y el cambio de dieta tengan sus efectos, como puede ser que no. Mejor una entallada de último minuto que una prenda que no puedes usar.

#3. Probarte demasiados vestidos

Al igual que demasiadas opiniones, ver muchos vestidos puede confundirte. Antes de iniciar la búsqueda, piensa el estilo que quieres para ti y hazte una idea de cómo quieres lucir el día de tu boda. Con eso en mente, el panorama estará más claro.

#4. No tener claros los temas de dinero

El presupuesto es un factor importante a la hora de comprar un vestido de novia. Por ejemplo, no debes te conformes con algo solo porque está de oferta ni tampoco te pruebes un traje que exceda tu presupuesto pues podrías enamorarte y no poder pagarlo. Siempre ten en cuenta lo que puedes gastar y no olvides de incluir en tu presupuesto los costos de las modificaciones.

#5. Dejarte llevar por los demás

Las personas que te acompañan, la vendedora y las mismas revistas que revisas pueden influir en tu decisión. Pero lo más importante es que el vestido que elijas vaya de acuerdo a tu estilo, el cual reconocerás fácilmente si buscas en tu ropero. El traje debe expresar quien eres.

#6. Tardarte en hacer la compra

Si empiezas a buscar tu vestido con un año de anticipación, podrías arrepentirte. Lo más recomendable es tener claro el tipo de boda que vas a tener y el lugar donde te casarás para elegir el traje. Pero tampoco te duermas en tus laureles, pues tener la prenda lista podría demorar hasta más de seis meses.

#7. Presionarte por encontrar la perfección

Sabemos que quieres lucir una reina el día de tu matrimonio, pero si te presionas demasiado encontrar el vestido de cuento de hadas podrías dejar de disfrutar del momento.

Tómate las cosas con calma, no compres a la loca y pásalo bien.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x