Abuelos

Facebook / Questura di Roma

Policía romana consuela a solitaria pareja de abuelitos que lloraba por la violencia del mundo

Tras ser alertados por los vecinos de los fuertes llantos, agentes policiales encontraron una historia de soledad

10 de agosto de 2016 02:08 pm

Por: GDA / El Mercurio

“Es un verano romano sofocante. Jole está en casa. Como todas las noches. Quizás desde hace mucho tiempo. En el noticiero transcurren distraídamente las noticias. Atentados, niños maltratados en el jardín. Jole (89) se pregunta por qué tanta maldad. Pero la tv le hace compañía”, escribió la policía de Roma en un posteo que se hizo viral por la conmovedora historia.

Los hechos continuaron así: Ante tanta violencia, Jole no puede contener las lágrimas y se puso a llorar. Michele (94), su marido, fue contagiado por la tristeza de su esposa, y el llanto de ambos fue tal, que los vecinos asustados ante la sospecha de algún asalto o hasta violencia intrafamiliar, alertaron a la Policía.

Cuando cuatro agentes llegaron al departamento de los ancianos, en la zona de Appio, no encontraron signos de forcejeo ni violencia; solo dos abuelitos que no encontraban consuelo por la situación actual del mundo.

Tras inspeccionar el hogar de Jole y Michele, la Policía observó sus recuerdos de las décadas de casados y signos de la austera vida que llevan.

“Un mísero racimo, del cual penden tres uvas, sobre la mesa de la cocina, dan cuenta de un ayuno que lleva ya demasiado tiempo. Los policías se impregnan de la ternura. Entienden que esta vez es distinto. Esta noche, las leyes no sirven. Sirve ser hombres. Sirve ser verdaderos”, escribieron.

Según el relato, mientras los agentes esperaban que llegara una ambulancia para constatar que Jole y Michele se encontraban bien, pidieron a la pareja permiso para usar la cocina e improvisaron un rápido plato de pasta, apenas aderezado con mantequilla y queso parmesano, y compartieron con los abuelos una cena que hace tiempo no tenían; con compañía y con oídos ansiosos por escuchar sus innumerables historias.

“Hace tanto que nadie pasa a saludarlos”, señalaron en la publicación compartida más de 25 mil veces. “No siempre es fácil la vida. Sobre todo cuando se vacía la ciudad y los vecinos están de vacaciones, a veces la soledad se funde en lágrimas (...) Puede ocurrir, como en esta ocasión, que alguien llore tan fuerte por la desesperación que alguien acabe llamando a la Policía”.

Una historia para considerar a los familiares o vecinos que se puedan encontrar solos desde hace mucho tiempo.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x