“Hamilton” es un fenómeno cultural y la más celebrada expresión artística inspirada en la revolución estadounidense.

Archivo

Escaso arte de la “revolución”

Los cineastas se han saltado casi por completo la etapa

30 de junio de 2016 06:19 am

Por: The Associated Press | Nueva York

Ganador del Premio Pulitzer y de 11 Premios Tony, “Hamilton” es un fenómeno cultural y la más celebrada expresión artística inspirada en la revolución estadounidense. La competencia, sin embargo, es notablemente débil.

Mientras que la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam inspiraron aclamadas películas, obras de teatro, poemas y novelas, desde “El rojo emblema del valor” de Stephen Crane hasta “Rescatando al soldado Ryan” de Steven Spielberg, es raro ver obras notables sobre la revolución estadounidense más allá de los libros de historia.

“La era de la fundación existe al otro lado de una división cultural e incluso sartorial”, dijo el historiador Ron Chernow, cuya biografía de Alexander Hamilton sirvió como base para el musical de Lin-Manuel Miranda con sabor a hip hop. “Conocemos a los fundadores solo a través de pinturas y grabados, lo que parece distanciarlos de nosotros”.

“El descuido ha sido bastante vergonzoso”, agregó Chernow, “al menos hasta que llegó Lin-Manuel Miranda”.

La escasez de obras sobre la guerra revolucionaria se notó incluso durante la batalla por la independencia. Estados Unidos no tenía una escena literaria importante al momento de su fundación y ninguna cultura literaria distintivamente estadounidense hasta bien entrado el siglo XIX.

Mientras otras guerras produjeron recuentos memorables de primera mano, como la novela de Norman Mailer sobre la Segunda Guerra Mundial "Los desnudos y los muertos" o la galardonada colección de cuentos del veterano de la guerra de Irak Phil Klay "Redeployment", la vasta mayoría de obras sobre la revolución estadounidense se basan en material de archivo.

Los cineastas se han saltado casi por completo la revolución. No ha habido grandes producciones sobre la Declaración de Independencia, la redacción de la Constitución, el cruce de George Washington del río Delaware o el terrible invierno en Valley Forge. Ningún actor ha interpretado a Washington, Thomas Jefferson o Benjamin Franklin de una manera tan indeleble como Daniel Day-Lewis en “Lincoln” de Spielberg.

“Los Padres Fundadores son criaturas sagradas, casi míticas; uno los interpreta a su propio riesgo. Moisés sería más fácil”, dijo la historiadora Stacy Schiff, cuyo libro sobre Franklin “A Great Improvisation: Franklin, France, and the Birth of America” se publicó en el 2005.

El siempre popular Franklin y el traicionero Benedict Arnold han sido representados en miniseries de TV, pero sus biografías no se han llevado al cine.

Presiona aquí para visitar nuestra portada. 

Cargando...

Continuar

Publicidad

x