Bam Bam Le Blanc

Para ÍNDICE / Neidy Rosado

De mujer a Bam Bam Le Blanc

Lourdes Mattei Martínez sobresale como transformista al convertirse en drag king para el entretenimiento de muchos

29 de junio de 2016 07:00 am

Por: Lousif A. Nevárez De Gracia | [email protected]

Comenzó como un hobbie. Sacó de su closet las prendas masculinas más finas que tenía, se colocó una faja para reducir sus senos y una copa protectora para simular un miembro masculino. Luego de un poco de maquillaje para crear una barba ficticia y unas gafas oscuras, Bam Bam estuvo listo para subir a un escenario, sin tener la menor idea de la transcendencia que su acto tendría.

Así, Lourdes Mattei Martínez, una técnico de emergencias médicas, se inició hace cuatro años en el mundo del transformismo, y es un reconocido drag king en Puerto Rico.

“Siento una transportación, mucha emoción propia al poder llevar y transmitir agrado a las personas”, expresó en entrevista con ÍNDICE Mattei Martínez, quien fue coronada en el 2015 como Drag King Talent en la comunidad gay.

Al transformarse periódicamente en Bam Bam Le Blanc, un personaje que imita a varios cantantes famosos como Ricardo Montaner, Luis Fonsi, Enrique Iglesias, Cristian Castro y el que al día de hoy considera su fuerte, Tito El Bambino, entra a un mundo en el que es mucho más común ver a hombres que se transforman en mujeres.

Mattei Martínez es naturalmente rubia. Por eso, su sobrino le sugirió al inicio que artísticamente se llamara Bam Bam, como el pequeño fortachón de los dibujos animados de The Flinstones, Pero el personaje, con su catálogo de imitaciones, ha requerido que lo lleve negro. Su apellido “Le Blanc” es una herencia de “Jossie Le Blanc”, quien es una destacada drag queen a quien Mattei Martínez considera su “madre en el transformismo”.

Muchos pensarían que sus presentaciones son mayormente en discotecas frecuentadas por homosexuales, pero Bam Bam se ha presentado también en obras de teatro y actividades privadas como bodas, despedidas de solteras y cumpleaños. Además, ha participado de las marchas de Orgullo Gay en la Isla, y ha ofrecido shows en Bum Bum Bar, una famosa discoteca gay en Nueva York, donde al igual que en Puerto Rico no es muy común ver presentaciones de drag kings.

Ampliar

Para ÍNDICE / Neidy Rosado

Su familia y amistades, dijo, fueron su motivación para empezar a ejercer como drag king en un ambiente donde es mucho más frecuente la participación de hombres que se transforman en mujeres, las drag queens. Precisamente, las reconocidas “Jossie Le Blanc” y “Eva Flow” fueron quienes identificaron su talento para el transformismo y, cuando al fin se decidió a incursionar en este arte, recibió muchas reacciones positivas y un apoyo inmenso.

Aunque anteriormente ha habido drag kings reconocidos, han sido muy pocos y en Puerto Rico no es algo común, apuntó Mattei Martínez. Su iniciativa, contó, ha motivado a otras mujeres a comenzar en el oficio, pero pocas han permanecido por mucho tiempo.

Bam Bam, sin embargo, ha continuado recibiendo el cariño de un público agradecido por su trabajo.

“Me gusta que me vean como hombre y ver cómo les gusta, siendo mujer”, destacó Mattei Martínez.

Más que un show

Las personas que acuden a Bam Bam la contactan por medio de las redes sociales, han obtenido sus tarjetas de presentación o han escuchado referencias de amistades.

Aun con el éxito que ha tenido en estos cuatro años, afirma que el transformismo no es un oficio del cual se pueda vivir en Puerto Rico. Algunos transformistas reconocidos, como Bam Bam, normalmente reciben pago por su trabajo, pero suele no ser suficiente.

Ampliar

Para ÍNDICE / Neidy Rosado

Y es que la labor es mucho más que subirse en un escenario e interpretar varios números musicales. Estos artistas invierten constantemente en su vestuario, maquillaje y transportación.

Toma unos 20 a 30 minutos en transformarse, menos que una drag queen, pues no requiere tanta vestimenta ni maquillaje, solo el que utiliza para la barba.

“Lamentablemente los dueños de las barras o clubs privados no valorizan este tipo de arte en Puerto Rico y claro que me gusta muchísimo. Cada presentación me la vivo, me la disfruto a calidad total”, aseguró Mattei Martínez.

Además, los transformistas integran un hito importante en la historia de la lucha por los derechos de la comunidad LGBTT, ya que estos, junto con personas de la comunidad transexual y hombres que rompen con los estereotipos de masculinidad, fueron quienes primero se organizaron por las conquistas que hoy viven.

Ampliar

Para ÍNDICE / Neidy Rosado

Hace un año se reconoció en Puerto Rico y en los Estados Unidos el matrimonio entre personas del mismo sexo. Aunque este es uno de los derechos que más se luchó, no garantiza acabar con el discrimen y la homofobia, un mal que al día de hoy continúa afectando tanto a la comunidad LGBTT como a la sociedad. El ejemplo más reciente fue la matanza ocurrida en Pulse, un bar gay en Orlando, donde la mayoría de las víctimas fueron latinos, muchos de ellos puertorriqueños.

“Los transformistas aportamos dando cátedra, demostrando que somos personas como cualquier otra. Tenemos los mismos derechos, no somos juzgadores como otras personas que nos juzgan a nosotros”, expresó quien es fiel creyente del cristianismo.

Mattei Martínez piensa que se debe continuar educando a la sociedad y dar talleres. “Enseñar que nosotros los latinos, gays, lesbianas, somos personas normales como cualquier otra. Que merecemos el derecho de amar”, enfatizó.

“Tanto a la comunidad  y a la sociedad en general les digo basta ya al odio y a la homofobia. Tenemos que respetarnos los unos a otros. Mi gente, la base mayor comienza por nuestros propios principios y valores”, finalizó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x