Pareja en la cama

Shutterstock

¿Qué hacer cuando la depresión desalienta tu vida sexual?

Aunque es normal que afecte las relaciones íntimas, si no hay comunicación, el futuro de la pareja peligra

25 de junio de 2016 11:35 am

Por: INDICEPR.COM | [email protected]

Estar tristes o desanimados son aflicciones comunes en todos los seres humanos, pero cuando ese sentido de malestar perdura por horas, días o semanas y el desaliento supera cualquier actividad placentera, incluso las relaciones sexuales, la depresión podría estar presente.

El problema surge cuando esa tristeza no desaparece. Transcurren los meses y la vida diaria comienza a deteriorarse al punto del agobio.

La médica sexóloga Lydia Delfino asegura que la depresión se define como una enfermedad mental caracterizada por la incapacidad para disfrutar, en la que impera el desaliento, la fatiga, la tristeza, la infelicidad, la sensación de no poder confrontar los retos diarios y pérdida de interés en el sexo.

“En los casos de depresión crónica en uno de los miembros de la pareja es frecuente la falta de deseo sexual con pérdida o ausencia de las fantasías o pensamientos sexuales, por lo que se dificulta la búsqueda de placer mutuo, con bajo o ningún deseo sexual, perdiendo toda iniciativa sexual”, apunta Delfino.

Según el más reciente informe de la prevalencia de depresión del Departamento de Salud de Puerto Rico, que recoge resultados del 2011 al 2014, la proporción general de depresión en la Isla se ha mantenido entre el 16.8 y 18.8%, siendo el 2013 el año con mayor número. Pero a nivel mundial, se estima que más de 150 millones de personas sufrirán de depresión.

Entre los factores de riesgo predominaban el sobrepeso, la obesidad, el tabaquismo, consumo agudo o crónico de alcohol y la falta de actividad física.

Aunque la depresión no es la única razón para la falta de apetito sexual, cuando la pareja no busca ayuda se arriesga a perderlo todo en la relación.

¿Qué acciones tomar? 

#1. En primer lugar, es importante acudir a un experto que pueda diagnosticar esta enfermedad e incluso medicar en caso de ser necesario.

#2. Considerar una terapia orientada a resolver la problemática. Junto a la medicación ayudará a sobreponerse.

#3. Tomar pequeños pasos para recuperar la intimidad perdida. No se trata de sexo, sino de acercamiento con besos, caricias y abrazos para disfrutar de nuevo de una sexualidad satisfactoria.

#4. Buscar ayuda con un sexólogo para recuperar la confianza sexual.

Presiona aquí para visitar nuestra portada. 

Cargando...

Continuar

Publicidad

x