SE LO BEBEN TODO   EN EL VIAJE DE GRADUACIÓN

ARCHIVO

Se lo beben todo en el viaje de graduación

ASSMCA alerta a los padres sobre la nueva moda entre los graduandos durante sus after party

03 de junio de 2016 06:04 am

Por: Olga Román | [email protected]

Por alarmante que parezca, el propósito de muchos jóvenes puertorriqueños cuando beben “es emborracharse” y los llamados “viajes de la clase graduanda” son el escenario ideal para hacerlo.

Julia Delgado, administradora auxiliar de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), expuso que esa búsqueda de la borrachera se conoce como “Binge Drinking” y queda evidenciada en el estudio “Consulta Juvenil”, edición 2010-12.

El estudio expone datos sobre la prevalencia del uso de sustancias por parte de estudiantes de escuela intermedia y superior en Puerto Rico.

ASSMCA se ha dado a la tarea de orientar a los padres sobre los paquetes de viajes que empresas privadas venden a los graduandos, en los que estarán expuestos a alcohol sin necesariamente contar con supervisión adulta.

“Estas actividades no son de las escuelas ni tienen que incluir participación de la facultad o de los padres”, advirtió la trabajadora social, que sostuvo que algunos de los “viajes salieron el domingo, y otros, están en turno”.

Los destinos más comunes, agregó, son Florida, México y República Dominicana. Los cruceros por islas del Caribe también gozan de gran popularidad.

“Los festejos que se celebran durante estos viajes, se caracterizan por el consumo excesivo de alcohol”, manifestó.

Es en dicho escenario de descontrol que, comentó Delgado, los jóvenes se exponen a situaciones de riesgo.

“Ahí es que van a tener las consecuencias para lamentar, porque están en mayor riesgo de agresiones físicas y sexuales, ser agresor o ser víctima de agresión y a los embarazos no deseados”, destacó la funcionaria.

El alcohol “es la única sustancia altamente relacionada con violencia. La violencia de las drogas ilegales es por el trasiego, no es por el uso”, expuso.

Otro riesgo del consumo de las bebidas alcohólicas es que “adormece la parte del cerebro que controla el juicio y la toma de decisiones”.

La administradora señaló que, de acuerdo con “Consulta Juvenil”, el alcohol es la única sustancia que no tiene distinción por género, pues “los nenes y las nenas beben mucho e igual”.

El citado estudio expone que el 48 % de los estudiantes, tanto de escuelas públicas como privadas, comenzaron a beber antes de los 14 años y en el contexto de una actividad familiar.

“Durante la adolescencia y la temprana adultez, todavía el cerebro se sigue desarrollando y es durante ese período, que comienzan a ocurrir unos procesos naturales de unos cambios en el cerebro que son adversamente afectados por la ingesta de alcohol”, informó.

Uno de los factores de riesgo para el consumo de alcohol de los jóvenes, sostuvo, es la actitud favorable de los padres hacia las bebidas alcohólicas, con expresiones como: “para que beba con un extraño, que beba con su familia”.

“El otro mensaje que transmite la familia es: ‘ya tú estás grande, ya puedes beber’ y el alcohol, no marca la madurez”, acotó.

“Ese mensaje de bienestar de los padres de que quieren lo mejor para sus hijos, no es cónsono con introducirlos con el uso de alcohol. Es bien importante que les hablen de las consecuencias’’, concluyó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada. 

Cargando...

Continuar

Publicidad

x