Natalia Figueroa

Xavier Araújo / Para ÍNDICE

Al mando de la moda local

Natalia Figueroa es la creadora de "Aguja Local", un espacio que promueve el diseño de aquí

16 de mayo de 2016 07:40 am

Por: Olga Román | [email protected]

Natalia Figueroa creadora y presidenta de “Aguja Local” convirtió la moda, una de sus grandes pasiones, en un negocio.

El startup, inaugurado en febrero de 2015, es una tienda virtual donde se vende ropa y accesorios de 16 diseñadores locales noveles, entre los que se encuentran Agnes Anna, Ana María Mariana, Arlene Morillo, Coramila, Dos Pinceles, Elda Samano, Isaac Johan, Jocelyn Delgado, Karla Menéndez, Keznr, Lemaris Lorenzo, Pícara, Rebekah Carrucini, Solazul, Sulyvette Díaz y Welle Swimwear.

“La idea es que estos diseñadores puedan entender que pueden vivir de esto. Les damos esta plataforma y exposición. Les ayudamos con el marketing y les tomamos fotos (a sus productos)”, explico la joven de 25 años de edad y residente de Guaynabo.

“Queremos que (los diseñadores) no se vayan de Puerto Rico, que sepan que aquí, la moda se vende, que puedan crear sus propias líneas. Un diseñador quiere desarrollar su marca, pero también quiere ser empresario”, destacó y señaló que en el sitio web se están incorporando las creaciones de diseñadores boricuas que viven en el extranjero con el ánimo de apoyar a los nuestros.

Las prendas de vestir son ready-to-wear, en tamaños small, medium y large y sus precios no pasan de los $200.

“Tratamos de vender exclusividad, que no se vendan más de cinco piezas de un mismo estilo”, expuso la empresaria, que obtiene un porciento de la ganancia que genera cada pieza vendida.

“La mercancía se vende bien. El modelo está funcionando y tenemos solidez”, aseguró Figueroa, quien tiene un bachillerato en economía de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras y cursa una maestría en administración de empresas en dicho centro universitario.
A Figueroa siempre le ha gustado el mundo de la moda y por ello, ha tomado diversos cursos relativos a dicha industria.

También tenía muy claro que quería ser su “propia jefa”, en parte, siguiendo el ejemplo de sus padres, que están “muy orgullosos de ella”.

“Mi mamá es abogada y mi papá es CPA (Contador Público Autorizado) y ambos tienen su propia oficina. Mi mamá es su propia jefa y mi papá es su propio jefe. Yo siempre dije: ‘voy a ser mi propia jefa’. En mi mente, nunca estuvo que ‘voy a estar toda mi vida en una oficina sentada’”, rememoró.

Tener negocio propio, a su juicio, “es sacrificado, porque tú eres la que tienes que estar todo el tiempo haciendo que sucedan las cosas, que se venda la ropa. Nadie está detrás tuyo. Tienes que estar buscando todos los días de qué manera vas a mejorar tu negocio”.

Además de atender su empresa, Figueroa ofrece ocasionalmente servicios de consultoría a una firma de planificación, asesoría económica y estrategias de mercado en Puerto Rico, donde antes, trabajó a tiempo completo.

Y, a pesar de la crisis económica que azota al País, decidió lanzarse a esta aventura sin pensarlo dos veces “porque si uno no hace las cosas al momento que las quiere hacer, es probable que no las hagas”.

“Me parece que, eventualmente, el empresarismo es lo que va a sacar a este país del hoyo en el que estamos”, opinó, al tiempo que recomendó a los jóvenes que “sigan moviéndose, que no se vayan de

Puerto Rico y que no pierdan las esperanzas”.
“Si tú quieres, puedes, es cuestión de moverte, de buscar alternativas”, concluyó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x