Marilyn Rosa

Archivo

Su pasión es la clave

La propietaria de Fresas y Uvas Rose se ha desempeñado con éxito en varias facetas

03 de mayo de 2016 12:23 pm

Por: Olga Román | [email protected]

Teniendo como norte que el “conocimiento se debe compartir” y que la pasión debe ser el motor de cada esfuerzo, Marilyn Rosa Tirado ha ejercido su liderazgo en cada faceta en la que se ha desempeñado.

“El conocimiento no se debe quedar con uno, se debe compartir”, sostuvo la propietaria del huerto Fresas y Uvas Rose, ubicado en el barrio Collores, de Las Piedras.

“Lo más importante del éxito que he tenido es la pasión, el compromiso, el deseo de dar lo mejor de mí”, aseguró la también presidenta de la Asociación de Mujeres Agroempresarias de Puerto Rico.

Aunque se crío en el área urbana de Guaynabo, la agricultura siempre ha estado presente en su vida porque la familia de su madre es oriunda de Las Piedras y vivía en la finca donde ella estableció más tarde su negocio.

“Los estudios que he tenido de agricultura han sido por medio de los servicios de Extensión Agrícola. Hace más de 25 años he estado tomando talleres con ellos”, narró la mujer, quien en su juventud se inclinaba por la programación de computadoras.

SI TE INTERESA: Diseñadoras locales se destacan en The Mall of San Juan

Además, se graduó en el 2009 del programa del Centro Empresarial para la Mujer en la Agricultura (CEMA), dependencia adscrita al Colegio de Ciencias Agrícolas del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

“En el programa, se les enseña a las mujeres cómo convertir sus productos agrícolas en una empresa. De ahí surgió la Asociación de Mujeres Agroempresarias”, rememoró, al tiempo que agregó que en su primera reunión, en el 2014, fue seleccionada presidenta del grupo, que cuenta con 35 miembros.

Rosa Tirado ha tenido varios sombreros en su carrera. En el municipio de las Piedras fue directora del Programa de Reciclaje, del Departamento de Desperdicios Sólidos y de la Plaza de Mercado.

Actualmente, dirige la  Oficina de Agricultura Municipal, mientras maneja su huerto y una  escuela bíblica para niños.

La empresaria destacó su etapa como la cabeza del Departamento de Desperdicios Sólidos, en la  que fue “jefa” de 65 varones.

“Ellos pensaron que por ser mujer, iban a poder hacer lo que quisieran, que yo no iba a tener la capacidad para manejar lo que tenía que manejar. Se equivocaron. Se dieron cuenta de que yo sabía lo que tenía entre manos”, narró y añadió que, al sol de hoy, cuando la ven, todavía le dicen “jefa”.

SI TE INTERESA: Se queda un ratito más la tienda “Hecho en Puerto Rico”

“Yo llegué a guiar camiones de basura, porque tengo mi licencia de chofer. Yo me iba con ellos para las rutas; soportaba la peste”, rememoró.

En la agricultura, la situación es semejante, pues los hombres, a su juicio, tienden a pensar que las mujeres no tienen la fuerza física que requiere el oficio, cuando, para ella, con la maquinaria se domina dicho aspecto.

“La mujer tiene más habilidades porque se las inventa”, expuso la empresaria, que fue criada por su madre, Elisa Tirado Velázquez.

“Todo lo que yo soy y sé, se lo debo a Dios y a mi mamá, que me crio sola”, indicó la mujer.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x