Pareja, sorpresa, televisión

Que éstas no sean sus caras... / Shutterstock

7 tips para ver porn en pareja

Qué ven y cómo dependerá de las ganas de ambos

16 de febrero de 2016 08:18 pm

Por: ÍNDICEPR.COM | [email protected]

[email protected] lo ven, pero muy [email protected] lo admiten.

La pornografía es uno de esos placeres (o culpas, según se vea) que existen desde que el mundo es mundo. La descripción visual del acto sexual se ve desde los tiempos prehistóricos en figurines e impresiones en piedra, hasta el DVD que tienes en casa -o Pornhub, si eres de los que pulula "incognito" por Internet).

Hablando específicamente de películas, la primera en salir a la luz se produjo en 1895, poco después de la invención del cine. Al principio, lo que se veían eran proyecciones "risqué", de mujeres haciendo stripteases, y ya eso era suficiente para volver [email protected] a quienes las vieron.

Desde paquetes de barajas hasta revistas (hello, Playboy) la distribución de imágenes sexuales ha sido imparable. El acceso es cada vez más amplio e, incluso, gratis, y ahí es que entramos en otro tipo de terreno: el compartir ese gusto con nuestra pareja.

Habrá quien grite que ¡JAMÁS! vería porn con su pareja, pero se sorprendería de saber que no solo hay sites dedicados para distintos géneros y gustos, sino que en el caso de las mujeres, muchas disfrutan estas sesiones de sexo visual.

De acuerdo con la publicación Cultura Colectiva, al menos la cuarta parte de las 156 millones de reproducciones de Pornhub las disfrutan mujeres. Really!

¿Se atreven?

Lo importante aquí, como en cualquier aventura sexual, es el consentimiento mutuo: no le digas a tu pareja que van a ver una película sin aclarar de antemano que es un porno, porque estás violando ese espacio de autonomía. Hay personas a las que, sencillamente, les disgusta, y eso hay que respetarlo.

Ahora, si te da la luz verde, Cultura Colectiva ofrece estos consejos:

#1 Establece el setting: Si están en una etapa íntima, puedes ir ambientando a través del sexting. Si la cosa va por buen camino, puedes hablarlo -con naturalidad- y preguntarle si le interesaría ver una película contigo.

#2 Cuidado con lo que escoges: en este mundo hay desde lo más simple hasta lo más hardcore y tienes que ser [email protected] a la hora de escoger la película. Es vital que conozcas los gustos de tu pareja, sus debilidades y rechazos, porque lo que a tí te excite a él/ella puede repugnarle.

#3 Fuera tabúes: Si se pusieron de acuerdo y prendieron la película, no se vale estar uno encima del otro en cinco minutos. Vean al menos la mitad, ríanse si quieren o vuelvan a algún punto que les haya gustado en particular. Es un compartir íntimo, no una obligación. Si alguno de ustedes se siente incómodo, déjenlo saber sin hostilidad.

 

#4 Aprovecha y juega: Si le quieren añadir sazón a la sesión, pueden establecer reglas. Nada de quitarse la ropa o tocarse; o que sea uno quien acaricie o bese suavemente mientras el otro observa. Fluyan naturalmente.

#5 No comparen: Los actores porno tienen ciertos atributos que no solemos tener los simples mortales. Si te pones a pensar que ella tiene una cintura de avispa o él unas pulgadas de más que tú, van a terminar en depre. Las películas eróticas o pornográficas son cuidadosamente grabadas, con luces, ángulos y tiros de cámara específicos y, en la vida real, eso simplemente no se da.

#6 De lo visto a lo que hacen... Si pretendes hacer una de las maromas acrobáticas que viste en la cinta puedes salir [email protected] No está mal fijarse en ciertos "truquitos" para probarlos pero, si no les sale, ríanse y sigan.

#7 Complementa: Eso de estar sentados en el sofá o la cama mirando como estatuas no tiene sentido. Traigan algo que les guste beber y/o comer, pónganse ropa cómoda, sexy (o ninguna) y déjense llevar por el momento. No es una clase de anatomía ni biología; es un cambio de rutina y una pizca a la montaña del placer.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x