Cachorro

Shutterstock

10 alimentos para humanos que pueden dañar a tu doggie

Cuando nos miran con esos ojitos tiernos y suplicantes es casi imposible decirles que no

09 de febrero de 2016 06:56 pm

Por: GDA / El Mercurio

Los humanos no somos los únicos que debemos cuidar nuestra alimentación. Atrás quedó ese mito de que los perros pueden comer de todo. O que crecen sanos comiendo la comida que nos sobró. Al revés, la ciencia ha demostrado que son delicados y que, si queremos tenerlos con nosotros muchos años, debemos cuidarlos.

Ampliar

Archivo

#1. ¡NO! al Chocolate

De todos los alimentos que comemos a diario y que a veces pensamos en compartir con nuestros perros, el chocolate es el peor, lejos. El chocolate contiene cafeína y teobromina, dos productos que no afectan a los seres humanos, pero pueden dañar seriamente a nuestras mascotas. Si lo comen, los perros pueden sufrir vómitos, deshidratación, dolores abdominales, agitación severa, arritmia, fiebre, convulsiones y hasta la muerte.

Ampliar

Archivo

#2. Leche y quesos

Sí, suena algo raro. Todos les hemos dado un platito de leche caliente a nuestros cachorros. Pero no es la mejor idea, de acuerdo a los expertos. Los lácteos contienen azúcares que los perros no pueden procesar. Por lo tanto, pueden provocarles diarrea, vómitos y otros problemas gastrointestinales. Y si bien no les van a provocar la muerte, sí pueden dejarlos expuestos a infecciones que podrían agravar el cuadro.

Ampliar

Shutterstock

#3. Cebolla

En dosis suficientes, las cebollas contienen compuestos que podrían dañar los glóbulos rojos de los perros, provocando que se sientan más débiles y se vuelvan menos activos. Si el consumo de cebollas es demasiado, incluso podría ser necesaria una transfusión.

Ampliar

Archivo

#4. Ajo

Al ser parte de la familia de las cebollas, el ajo se rige por el mismo principio. Luego de consumirlo, los perros se van a mostrar reacios a moverse luego de algunos días de su ingesta. Su orina podría volverse naranja o roja oscura. Y, de la misma forma, podría ser necesaria una transfusión.

 

SI TE INTERESA: El mal olor tiene una explicación

Ampliar

Shutterstock

#5. Uvas y pasas

¿Sabías que la uva tiene compuestos que pueden ser devastadores en la salud de los perros? Si bien puede varia entre las distintas razas de perros, en general su consumo puede causar una rápida falla renal, además de diarrea, vómitos y letargo. Los veterinarios advierten que la muerte, de ocurrir la falla renal, podría ocurrir de 3 a 4 días luego de consumidas las uvas.

Ampliar

Shutterstock

#6. Aguacate

El aguacate contiene un fungicida (un compuesto que elimina los hongos) natural llamado persona, que si bien no daña a los humanos, sí resulta muy dañino para los perros. Los problemas que causa su consumo, dependiendo de la raza y el tamaño del animal, van desde dolor de estómago, vómitos, poco apetito hasta dificultades para respirar. Ojo, los perros además pueden tener problemas si encuentran la pepa del aguacate que preparamos: dado que es resbaloso por el aceite que lo recubre, podrían tragárselo y dejar de respirar.

Ampliar

Shutterstock

#7. Corazones de manzanas

Nadie se los come y muchas veces los dejamos por ahí. Bueno, hay que evitarlo: si los perros lo encuentran y se lo comen, pueden pasar un muy mal rato. Al igual que las peras, los duraznos, las ciruelas y los damascos, los centros de esta fruta contienen cianuro. Algunos de los síntomas que podrían provocar son mareos, problemas para respirar, convulsiones, desmayos, respiración agitada e incluso el coma.

Ampliar

Shutterstock

#8. Pan (y cualquier masa con levadura)

La levadura sigue actuando en el estómago de los perros produciendo alcohol y volviéndose tóxica. Además, genera grandes cantidades de gas que invade el sistema digestivo. Esto puede derivar en un dolor abdominal severo y, en algunos casos extremos, una ruptura del tracto intestinal.

Ampliar

Instagram / adehogan

#9. Cafeína en cualquiera de sus presentaciones

No, en general no vemos muchos perros tomando un expresso. Sin embargo, si dejamos una taza de café con leche a medio terminar por ahí, no sería raro que nuestra mascota la terminara por nosotros. Lo mismo con algunas bebidas cola o, peor, un resto de energética en un vaso. La cafeína contiene un estimulante conocido como xantina que sobre activa el sistema nervioso central de los perros, causando vómitos, inquietud extrema, palpitaciones e incluso la muerte.

Ampliar

Shutterstock

#10. Tocino, longanizas o cualquier producto con alto contenido graso

Si bien son sabrosos y por lo mismo nos mirarán con ojos extra tiernos para obligarnos a compartir con ellos, hay que evitarlo. Sabemos que este tipo de productos en grandes cantidades no son tan beneficiosos para los humanos, el resultado para los perros es mucho peor. Las comidas altas en contenido graso pueden derivar en una pancreatitis (una inflamación del páncreas que deriva en que este órgano deje de funcionar adecuadamente). Puede sonar duro: a todos nos gusta compartir con nuestros "mejores amigos". Sin embargo, su salud está primero. Si tienes dudas, lo mejor es preguntar a tu veterinario. Asimismo, es bueno revisar los cuadros de información nutricional de la comida que le estás dando para asegurarte que contenga los nutrientes necesarios y no tenga una sobre carga de grasa o sal. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada. 

Cargando...

Continuar

Publicidad

x