Andy Murray y Djokovic

Collage / Archivo

Djokovic y Murray, el clásico del tenis

Los mejores del mundo se enfrentan por cuarta vez en Australia

30 de enero de 2016 05:06 pm

Por: GDA / La Nación | Argentina

El mismo choque, idéntico escenario; se verá también si el resultado también se mantiene inalterable o será el tiempo de otra historia.

Novak Djokovic y Andy Murray, números 1 y 2 del mundo, respectivamente, serán los protagonistas -por cuarta vez- de la final del Abierto de Australia, como en 2011, 2013 y 2015.

Hasta aquí, siempre con victorias del serbio. El británico intentará cambiar el rumbo de un favoritismo marcado para el balcánico y tratará de agregar un trofeo nuevo de Grand Slam en su repisa. Además, claro de ponerle freno al dominio casi hegemónico de Djokovic, que tiene por delante la posibilidad de alzar un sexto título con el que igualaría a Roy Emerson como máximo campeón histórico en Melbourne.

SI TE INTERESA: 10 curiosidades del Abierto de Australia que tal vez no sepas

Una definición que se jugará el domingo desde las 7:30 p.m. siempre y cuando Murray no tenga novedades familiares: si su mujer Kim Sears se apresta a dar a luz, el escocés dejará Australia en el primer vuelo disponible.

Si bien se trata de un duelo entre los dos primeros del ranking, no sorprende que Djokovic cargue con el cartel de gran favorito. Supera por amplio margen (21-9) en el historial a su compañero de generación, y en los últimos tiempos alcanzó su mejor rendimiento en los torneos más importantes.

Rod Laver, leyenda viva del tenis y único jugador que ganó dos veces el Grand Slam -los cuatro torneos grandes en una misma temporada-, consideró que el serbio está en condiciones de sucederlo en esa hazaña que se consiguió por última vez en 1969.

"Tiene una posibilidad real de lograrlo, aunque tendrá mucha competencia. Pero es bueno para el deporte que alguien logre el Grand Slam. No es un club del que yo sea el único miembro".

Rod Laver
Único tenista que ha ganado
dos veces el Grand Slam

Del otro lado, Murray sabe que tendrá que mejorar bastante si desea tener posibilidades. En la semifinal derrotó al canadiense Milos Raonic por 4-6, 7-5, 6-7 (4-7), 6-4 y 6-2, en un duelo que se extendió poco más de cuatro horas y que, acaso, podría haber tenido otro desenlace de no haber sido por la lesión que Raonic sufrió en el aductor derecho cuando promediaba el tercer set.

¿Qué tiene Murray para poder dar el gran impacto? Necesitará, por un lado, recuperar la memoria y la certeza de inclinar la balanza de su lado, como lo hizo en el US Open 2012 y Wimbledon 2013.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x