Bebé motivo

Shutterstock

Mujer da a luz a su nieta tras gestación subrogada

Niña y abuela, se encuentran en óptimas condiciones

08 de enero de 2016 04:42 pm

Agencia EFE | Texas

Una mujer de 54 años dio a luz este miércoles en Plano (Texas) a su nieta tras acceder a quedarse embarazada por fecundación in vitro después de que su hija sufriera tres abortos, informó el hospital.

El último de los abortos fue en Navidad de 2014: Durante más de tres años, su hija y su yerno, Kelley y Aaron McKissack, habían probado con multitud de tratamientos de fertilidad para engendrar a su propio niño, pero al fracasar una y otra vez ella -Tracey Thompson- se ofreció para llevar al mundo al bebé.

La niña, Kelcey -una combinación de Kelley y Tracey-, nació este miércoles y pesó 2,98 kilos. Ambas, niña y abuela, se encuentran en óptimas condiciones.

"Ha sido una paliza. En serio lo ha sido, habían pasado muchos años desde que quedé embarazada", dijo a medios locales Thompson, que había dado a luz por última vez hace 28 años, precisamente a Kelley, y era menopáusica desde hacía siete.

Además de Kelley, Thompson tiene otro hijo de 30 años.
Los médicos explicaron que la mujer fue sometida a una evaluación psicológica para descartar problemas emocionales y pruebas médicas para determinar el tamaño de su cavidad uterina antes de empezar un tratamiento hormonal que concluyó con la implantación de un embrión.

"El embarazo es un proceso complejo para una mujer. Debíamos asegurarnos de que su corazón podía aceptarlo y que entendiera que, a su edad, lo más probable sería someterla a una cesaría" dijo el doctor Ali Guerami, el especialista contratado por los McKissack.

Además, la familia, vecinos de Nevada, una comunidad rural de apenas 820 habitantes al noreste de Dallas, recibió la aprobación del pastor de su iglesia, la Lone Star Cowboy Church.

"Dios usa la medicina para curar o, como en este caso, para traer una nueva vida", dijo al periódico local "The Dallas Morning News" Spencer, cuya iglesia es una mezcla de religiosidad, ascendencia vaquera y patriotismo texano.

El embarazo también tuvo momentos cómicos, relató Thompson, sobre todo cuando sus vecinos en Nevada empezaron a darse cuenta de su estado: la miraban a los ojos, a la barriga y entonces su esposo bromeaba que el bebé no era suyo y la dejaba a ella con las explicaciones.

"Las caras de la gente eran bastante divertidas", confesó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x