Rana Abdelhamid1

AP

Rana Abdelhamid, la musulmana que enseña autodefensa

No sólo instruye a otras mujeres sobre técnicas físicas para protegerse. También las anima a convertirse en empresarias

02 de enero de 2016 06:21 pm

Por: The Associated Press | Nueva York

Cuando tenía 16 años, fue abordada en las calles de Nueva York por un hombre que intentó sacarle el pañuelo que llevaba en la cabeza como símbolo de su compromiso con su fe musulmana.

En lugar de arredrarse, como había visto hacer a otras mujeres musulmanas, convirtió esa ira en un programa que ahora trabaja con jóvenes de su misma fe para enseñarles autodefensa, al tiempo que las anima a convertirse en líderes y modelos de comportamiento para otros en sus comunidades.

Abdelhamid, graduada en el Middlebury College de Vermont y que ahora estudia en la Harvard Kennedy School of Government, dice que los retos que enfrentan los musulmanes en general y las mujeres en especial han empeorado con el tiempo, especialmente desde los ataques de París y San Bernardino, en California.

"Es lamentable que esto se haya convertido en una necesidad y que recibamos tantas llamadas", dijo Abdelhamid, de 22 años, que se crió en el barrio de Queens, en Nueva York.

Robina Niaz, directora ejecutiva del grupo Turning Point for Women and Families, una organización que trabaja para erradicar la violencia doméstica en la comunidad musulmana de Nueva York, recuerda que conoció a Abdelhamid cuando estudiaba en secundaria y participaba en programas en el centro.

"Rana es el vivo ejemplo de lo que se puede conseguir cuando invertimos en estas jóvenes", señaló Niaz. "Si creemos en ellas, si las apoyamos, vigilamos sus espaldas, sólo necesitan un empujoncito y orientación y están listas".

Mujeres musulmanas de varias ciudades de Estados Unidos se están organizando para tomar clases de autodefensa, pero la organización de Abdelhamid, Women's Initiative for Self-Empowerment o WISE, va más allá de las técnicas físicas para animar a las jóvenes a convertirse en líderes y empresarias sociales.

Las lecciones de reafirmación pueden ser tan simples como mostrarles cómo alquilar o reservar una habitación en un centro comunitario u ofrecer consejos para convertirse en oradoras dotadas de confianza.

Abdelhamid sostiene que sus esfuerzos no han sido bien recibidos por toda la comunidad musulmana. "Hemos tenido algunos problemas y reveses de los miembros más tradicionalistas de nuestra comunidad que, por desgracia, no ven necesariamente espacio para las mujeres en el liderazgo ", dijo.

SI TE INTERESA: Extraño paga la cena de una familia musulmana

"Esto es realmente, realmente descorazonador porque quieres que tus aliados estén en la comunidad".

El programa ha crecido desde la primera clase que ofreció a alrededor de una docena de niñas en el sótano de un centro comunitario en Brooklyn. El programa básico, llamado Mentee Muslimah (mujer musulmana, en árabe), es un campamento de verano de 13 sesiones en Nueva York al que asisten unas 50 jóvenes en edad de estudiar en secundaria, y sigue a un curso de 100 páginas elaborado por Abdelhamid cuando asistía a Middlebury.

La organización tiene una fuerte dependencia del préstamo de espacios y de los voluntarios, pero también recibe donaciones y en, algunos casos, los asistentes a los cursos abonan una cuota para ayudar a sufragar los gastos. La joven está en trámites para convertir su iniciativa en una organización sin ánimo de lucro de pleno derecho para que WISE pueda conseguir una sede permanente y tener un presupuesto.

Presiona aquí para visitar nuestra portada. 

Cargando...

Continuar

Publicidad

x