La empresa Septix ofrece una amplia gama de servicios de sanitarios portátiles.

La empresa Septix ofrece una amplia gama de servicios de sanitarios portátiles. / Alvin J. Báez / Para ÍNDICE

Firme en su terreno

Lymaris Pacheco comanda con éxito una industria ruda

Su mirada firme, su voz segura y su ágil caminar ya dan cuenta de una personalidad que no vacila.

La entrega a sus proyectos y la pasión que le imprime son facultades que contagian a sus colegas en las empresas que ha comandado.

Ahora que administra su empresa, Lymaris Pacheco ha logrado posicionarse como una de las líderes en la industria del manejo de desperdicios líquidos, un sector dominado principalmente por hombres.

Y es que desde los 14 años, su pasión por los negocios y el liderazgo la han habilitado para lograr su propio negocio: Septix.

Fue a los 14 años que se dio cuenta de su potencial para el empresarismo luego de que su padre le diera $300 para adquirir lo que necesitara. Los multiplicó de inmediato y allí nació la empresaria.

SI TE INTERESA: FOTOS: Oportunidad para ayudar

Septix es un negocio que fundó junto a su esposo Gary Santos en 1999, en terrenos del Ponce Waste Disposal, que presidió su suegro Erasmo Santos desde 1970.

La parte de desperdicios sólidos de la empresa fue vendida en 1998 a la multinacional Waste Managent, y surgió Septix para ofrecer los servicios de desperdicios líquidos.

Su suegro decidió retirarse y compraron la nueva empresa en 1999, tras haber vendido su primer negocio, Hollywood Café.

Allí yo tenía mi oficina de contabilidad”, recalca al enfatizar que su fortaleza como administradora está en el manejo de los números, algo que desde su paso por la escuela, le ha abierto puertas a una multiplicidad de experiencias que le han brindado la oportunidad de ir aprendiendo y mejorando en el mundo de la administración.

Su pericia en contabilidad, gerencia y recursos humanos ha sido fundamental para fortalecer la fase de ventas que dirige su esposo.

La clave de un líder está en reclutar, organizar, planificar, presupuestar y ejecutar los proyectos en armonía. Y claro está, en resolver los problemas que se presenten en el camino, tanto previstos como imprevistos.

En esa filosofía fluye Pacheco en una industria competitiva para lograr atraer a clientes diversos que van desde farmacéuticas hasta restaurantes y en la que la diversificación de sus productos es una de las ventajas.

“La clave en la economía moderna es la diversificación. Y nosotros hemos tenido la visión de diversificar nuestros productos. Por eso somos competitivos”, subrayó la empresaria.

De hecho, Septix cuenta con una cartera de productos que van desde los sanitarios portátiles de plástico de diversos colores para actividades multitudinarias, así como baños móviles para actividades privadas.

Otro aspecto que destacó Pacheco es la estabilidad de la empresa en el renglón de los recursos humanos.

“La mayoría de los que trabajan ahora aquí son personas que están con nosotros desde el 99, yo diría que la mitad”, afirmó con satisfacción.

Su consejo a la mujer empresaria es que “ejerzan su liderazgo con firmeza y honestidad”.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

?