Adriana Diaz

José Rodríguez / Para ÍNDICE

VÍDEO: Un quinceañero muy especial

Adriana Díaz hace su sueño realidad regalando sonrisas

13 de noviembre de 2015 06:00 am

Por: Jessica Rosa Andino / ÍNDICE | [email protected]

La campeona nacional de tenis de mesa, Adriana Díaz González, no quiso una fiesta grande de cumpleaños, tampoco un enorme bizcocho y mucho menos un hermoso traje de quinceañera, ella solo quería ayudar a los niños con cáncer de Puerto Rico.

La joven utuadeña, quien cumplió sus 15 años el pasado 31 de octubre, tenía el deseo de ayudar a los niños y jóvenes del Hospital Pediátrico en el Centro Médico, e ÍNDICE le hizo el sueño realidad.

Adriana, junto a su madre Marangely González, recorrieron los pasillos del piso cinco de Oncología y el área de visitas ambulatorias para entregar los donativos.

La múltiple medallista de tenis de mesa interactuó con los pequeños, quienes al ver los juguetes dejaban salir una sonrisa de agradecimiento. Mientras, los padres de los pacientes agradecían la visita y el gesto de la atleta.

SI TE INTERESA: Adriana Díaz: La niña prodigio del tenis de mesa

“Hoy veo la vida diferente”, confesó Adriana tras culminar su misión. “¿Por qué nos quejamos tanto, si hay personas y niños sufriendo tanto por el cáncer?”, cuestionó.

“Estas personas no pueden salir de aquí porque están hospitalizados. Es algo triste porque están sufriendo, pero me gustó ayudarlos y sacarles una sonrisa”, manifestó la abanderada de la delegación boricua, que viajará mañana a México para competir en los Juegos Deportivos Escolares Centroamericanos y del Caribe.

Adriana repartió meriendas, pañales, toallitas húmedas, medias, frisas, ropa y mucho más, gracias a las donaciones.

“Me gustó ver sonrisas cuando le entregamos las cositas y eso me alegra. El poder ayudar a otras personas que necesitan me hace sentir bien. Yo veía en anuncios a familiares y personas que padecen de cáncer y quería hacer algo. Hoy, creo, que lo logré”, expresó.

Por su parte, la orgullosa madre no podía ocultar su satisfacción al ver el rostro de su hija.

“Esta experiencia ha sido única para Adriana. Ella no se puede olvidar de la realidad en la que vivimos, y ahora ella puede ver que hay que ayudar a los demás y orar por la salud de todos estos niños”, concluyó González.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x