Estudiantes de cine

Suministrada

Reto a la academia

Galardonan corto producido por universitarios

04 de noviembre de 2015 07:42 am

Por: INDICE | [email protected]

Un asesino en serie que lleva a sus víctimas al dolor extremo para retar su propia incapacidad de sentir asecha a sus próximas víctimas: una madre y su hijo.

Esta no es la trama de una película hollywoodense, se trata de “Inergia: Sintiencia al vacío”, un filme presentado en la edición más reciente del Puerto Rico Horror Film Fest y que la semana pasada fue galardonado con tres premios: Mejor Actor, para Robert García Cooper, Mejor Director, para Gilberto David Vázquez Gómez, y Mejor Cortometraje Local.

¿Qué tiene de especial esta producción? Que se trata de un cortometraje que forma parte del universo de “Inergia”, una serie de ciencia ficción creada por estudiantes y exalumnos principalmente de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras, pero también de otros centros universitarios del país y Estados Unidos.

“Me siento sumamente agradecido. Uno puede pensar que el director es la cabeza y quien merece el crédito, pero realmente un director no es nadie sin las personas que tiene a su lado. Yo estoy agradecido por las personas que creyeron en mí, que se tiraron a la calle a vender agua conmigo, que me apoyaron. Sin ellas este proyecto se hubiera quedado en un sueño, y sorprende el voto de confianza que le dan a uno”, expresó Gilberto Vázquez Gómez, estudiante de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, luego de conocer que habían sido premiados.

“Inergia: Sintiencia al vacío” unió en un mismo espacio disciplinas tan diversas como Comunicaciones, Derecho y Administración de Empresas.

El director explicó que el título, “Sintiencia al vacío”, describe el problema existencial del protagonista. “Sintiencia” significa la capacidad de sentir, pero el asesino se encuentra vacío, no siente nada, y por lo tanto, no sabe si existe.

El filme, de 18 minutos y 56 segundos de duración, forma parte de una serie que consta de tres cortometrajes que, vistos por separado, cuentan una historia por sí mismos.

Por otra parte, los estudiantes explicaron que debido a la limitación de fondos, tuvieron que grabar todo en muy poco tiempo, pues cada día de filmación conllevaba gastos como maquillaje, sonido y comida para el equipo. Sin embargo, todos quedaron muy satisfechos con el trabajo.

“Fue un filme completamente autogestionado. Lo hicimos con los recursos que teníamos a la mano, y el apoyo de familiares y amigos”, afirmó Vázquez Gómez, también escritor de la obra.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x