Mujer feliz en el trabajo

Shutterstock

7 características de un gran líder

Existen cualidades en las que puedes trabajar para convertirte en ese líder que las personas realmente quieren seguir

29 de octubre de 2015 06:00 am

Por: Universia Puerto Rico | Para ÍNDICE

Hay una gran diferencia entre las personas que ocupan cargos de jerarquía y su trabajo es emitir órdenes y los verdaderos líderes. Estos últimos son los que las personas siguen y respetan por convicción, no por obligación.

Según el experto en inteligencia emocional Travis Bradberry de Forbes, la esencia de un verdadero líder no radica en características innatas como su inteligencia o atractivo físico, si no en su calidad humana. Po lo tanto, si quieres convertirte en uno, existen 7 características que puedes desarrollar con voluntad y esfuerzo: 

1. Sabe valorar a las personas

Un buen líder debe inspirar a las personas a dar lo mejor de sí mismos, ya para ello debe especializarse en reconocer y valorar los talentos y el potencial de cada miembro de su equipo. Por este motivo, necesita, en primer lugar, ser lo suficientemente intuitivo y observador para ver estas características en cada individuo y luego desarrollar estrategias para empoderar a la otra persona. 

2. Establece vínculos emocionales

Cuando interactúa con los demás, un verdadero líder jamás se olvida de que está hablando con personas de carne y hueso, por lo que es capaz de conectarse con el otro de forma profunda y personal. Las personas que lo escuchan hablar sienten que están teniendo una conversación personal con él, aunque sean parte de un público más grande.

 3. Es accesible

Un buen líder jamás creerá que ciertas personas no son merecedoras de su atención ni de su tiempo, por lo que se aseguran de que todos se sientan escuchados y valorados por igual. 

4. Es humilde

Un verdadero líder no actúa como si fuera mejor que los demás. Ni siquiera lo piensan, ya que para él su liderazgo no es una muestra de prestigio ni de mérito personal, sino que es una oportunidad para servir a quienes lo siguen.   

5. Es positivo

A pesar de las dificultades, un buen líder siempre mantiene una visión positiva de la situación y su forma de expresarse es una constante demostración de ello. En vez de tener “obligaciones” tiene “oportunidades”. Siempre muestra confianza en la posibilidad de mejorar una situación desfavorable. 

6. Tiene los pies en la tierra

Cuando de logros y fracasos se trata, los mejores líderes mantienen un balance: ni quedan extasiados ante los triunfos ni se dejan abatir completamente con los fracasos.  Un buen líder tiene la capacidad de disfrutar el éxito sin dejar que se le suba a la cabeza. 

7. Es generoso

Un verdadero líder no teme poner sus recursos y conocimiento al servicio de quienes le siguen. Esto se debe a que lo que quieren es que los demás den lo mejor de sí, sin sentirse inseguro de que lo puedan opacar. Para un gran líder el éxito de su equipo es su éxito.

Para más noticias relacionadas al ámbito universitario visite universia.pr.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x