Arturo Massol Deyá

Arturo Massol Deyá. / Archivo

Entienden la diáspora

Casa Pueblo se distingue por el trabajo que hace

08 de octubre de 2015 12:16 pm

Por: Wilfredo R. Cubero Jiménez | [email protected]

Por más de 35 años, la organización sin fines de lucro Casa Pueblo se ha dedicado a trabajar en Adjuntas con el desarrollo sustentable para los bosques del país y área naturales, de manera que los puertorriqueños que se van de la Isla puedan regresar a una patria viable para la humanidad.

Arturo Massol Deyá, presidente de la Junta de Directores, explicó que la organización ha pasado por los mismos momentos de crisis que el resto del pueblo, pero con la diferencia de que ellos han logrado hacer los ajustes y se mantienen de manera independiente.

Massol Deyá fue más allá y comparó el éxodo con el ave endémica de su pueblo.

“Nosotros vemos cómo se va gente del país y lo asociamos con nuestra ave símbolo, el Julián Chiví. Esta es un ave migratoria y solo vive unos meses del año en Puerto Rico, pero sus afectos y su corazón sigue estando en la Isla. El hecho de que los puertorriqueños tengan que migrar no los hace menos y uno no los debe refutar. Irse no es una traición al país, es parte de un ciclo de vida como el ave. Esta es su nación y los que nos quedamos tenemos que luchar para proteger nuestra Isla”, dijo.

En este momento histórico, Casa Pueblo se distingue por el trabajo que hace con el proyecto de Café Madre Isla, el cual es la bugía económica de la organización.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x