Espalda

Thinkstock

Los peligros de pasar todo el día sentado

Largas horas en el escritorio pueden conllevar riesgos

15 de septiembre de 2015 06:00 am

Por: Universia Puerto Rico | Para ÍNDICE

Nuestro cuerpo no está diseñado para pasarnos todo el día sentados. Si lo haces, probablemente tu espalda o tu cuello te lo hayan hecho notar. Sin embargo, muchos de nosotros nos pasamos la mayor parte del día en esta postura, ya sea en el trabajo, en clase, estudiando o mirando televisión en casa. 

SI TE INTERESA: Yoga para dormir mejor

El periódico Washington Post publicó una infografía que ilustra los efectos negativos que tiene el sedentarismo en tu cuerpo. Si estar sentado es parte de tu estilo de vida, presta atención a los siguientes problemas de salud que esto puede causar: 

1. Cuello tieso

Inclinar tu cuello para mirar el teclado del computador o para atender llamadas telefónicas deteriora las vértebras cervicales y alterar su posición adecuada. 

2. Contracturas

Encorvarse sobre la computadora o los libros hace que los músculos de tu cuello y hombros se extiendan de sobremanera, sobre todo el trapecio, músculo encargado de conectar ambas zonas.  

3. Espalda rígida

Cuando estamos en movimiento, los discos que unen las vértebras se expanden y contraen como esponjas absorbiendo sangre y nutrientes. No obstante, cuando permanecemos sentados por mucho tiempo estos discos se ven apretados entre sí, lo que termina endureciendo los tendones y ligamentos de la zona y resulta en una espalda rígida. 

4. Músculos débiles

Los músculos abdominales son los que mantienen al cuerpo derecho cuando nos movemos. No obstante, al estar encorvados en una silla, la pared abdominal queda inutilizada. Esto incrementa la flaccidez de la zona y disminuye la capacidad de mantener una buena postura. Permanecer mucho tiempo sentados también resiente a los flexores de caderas y debilita los glúteos, ya que ambos músculos que no tienen necesidad de trabajar cuando estamos en dicha posición. 

5. Cerebro enlentecido

Realizar actividad física envía sangre y oxígeno al cerebro, lo que dispara todo tipo de reacciones químicas que estimulan este órgano. Por el contrario, el sedentarismo provoca que su ritmo de actividad disminuya.  

6. Venas varicosas

Permanecer sentados por mucho tiempo tiene como consecuencia que la sangre no circule adecuadamente y quede estancada en las piernas. Esto desemboca en la aparición de las tan indeseadas “arañitas” y las várices. Aunque su efecto es mayormente estético, a largo plazo pueden llevar a problemas más graves para la salud como la generación de coágulos.  

7. Sobrepeso

Tener el cuerpo en movimiento hace que se generen sustancias que ayudan a procesar las grasas y azúcares que ingieres. No obstante, si pasas la mayor parte del día sentado, la producción de estas moléculas se ve resentida. 

8. Enfermedades cardíacas

La quietud prolongada hace que los músculos quemen menos grasas y la sangre circule con menos fluidez, lo que puede generar un aumento de la presión sanguínea y el colesterol. Por este motivo, las personas sedentarias tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. 

9. Sobreproducción de insulina

La insulina es una hormona producida por el páncreas que cumple la función de llevar glucosa (energía) a las células del cuerpo. No obstante, los músculos en reposo no responden tan bien a la insulina, por lo que el páncreas debe producir más de lo normal. Esto incrementa el riesgo de generar diabetes y otras enfermedades. 

10. Ansiedad y depresión

Quizás los efectos menos conocidos del sedentarismo sean los que inflige sobre la salud mental. Al no contar con los efectos estimulantes del ejercicio físico –que mejora el estado de ánimo al causar secreción de endorfinas– las personas en estado sedentario corren más riesgos de sufrir ansiedad y depresión 

¿Cómo mitigar estos efectos?

Expertos consultados por el Washington Post recomiendan, en el trabajo, levantarse de la silla cada media hora y caminar unos instantes. Aprovecha cualquier motivo para estirar las piernas. Fuera de la oficina, intenta caminar asiduamente o realizar alguna forma de ejercicio más vigorosa para darle a tu cuerpo la actividad que necesita. Si estás mirando la TV, camina por tu casa durante los comerciales.

Además, practicar ejercicios como el yoga te ayudarán a estirar y relajar los músculos de tu espalda, mientras que actividades como Pilates o natación te permitirán fortalecer la pared abdominal y mejorar tu flexibilidad.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x