Cotorra puertorriqueña

Archivo

Puerto Rico se esfuerza por salvar a cotorras en peligro

25 aves fueron colocadas en una jaula en la que aprenderán a sobrevivir durante un año antes de ser dejadas libres

13 de agosto de 2015 06:07 pm

Por: The Associated Press | SAN JUAN, Puerto Rico

Científicos transportaron 25 ejemplares de la amenazada cotorra puertorriqueña a uno de los bosques más grandes de Puerto Rico, en un esfuerzo para salvar la última especie nativa de loros en la isla.

Las aves, jóvenes y adultos, fueron colocadas el jueves en una jaula grande en la que aprenderán a sobrevivir durante un año antes de ser dejadas libres en el bosque estatal de Maricao, en el suroeste puertorriqueño.

La secretaria de Recursos Naturales Carmen Guerrero dijo que el bosque tiene la mayor diversidad de plantas en la isla. "Pueden imaginarse que es como un buffet para nuestras cotorras", dijo.

SI TE INTERESA: La cotorra puertorriqueña podría beneficiarse de la sequía

La llegada de las 25 cotorras representa un esfuerzo local y federal para establecer una tercera población de un ave que a inicios de la década de 1970 vio sus números reducidos a 13.

Puerto Rico tiene otros dos aviarios —en la Reserva Natural de Río Abajo y en el bosque nacional El Yunque— con casi 400 cotorras y se piensa que más de 100 existen en la naturaleza, gracias a un programa de conservación que en lo que va de año ha soltado unas 35 cotorras.

Las cotorras son verdes, con la frente roja y azul turquesa bajo las alas y llegan a medir 30 centímetros. Llevan vidas muy secretas y usualmente forman pareja de por vida. Se reproducen una vez al año.

"En un momento, llegó a ser una de las 10 especies de ave más amenazadas en el mundo", dijo Tony Tooke, director de la región sur del Servicio Forestal de Estados Unidos.

En la actualidad no existen cotorras en Maricao, en lo profundo de las montañas del suroeste de Puerto Rico, pero científicos esperan que eso cambie pronto.

Tres nidos naturales fueron hallados este año en la vecina Reserva de Río Abajo, dijo Gustavo Olivieri, que supervisa el programa de reintroducción allí.

El año pasado, dos cotorras nacieron en la naturaleza allí en unido natural, el primer acontecimiento de ese tipo fuera de El Yunque en 144 años.

"Eso demuestra que los cotorras saben qué hacer y dónde encontrar recursos", dijo. "Es un indicio extremamente prometedor de que estas cotorras se pueden reproducir exitosamente".

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x