Neysa Barreto / Banco Popular

Paracrear su microempresa, Neysa Barreto realizó una inversión inicial de $43,000. / PARA ÍNDICE / Teresa Canino

Al servicio de la niñez

Neysa Barreto busca encaminar a la excelencia al sector de los centros de cuido del país

13 de julio de 2015 07:00 am

Por: Ana Giselle Torres | [email protected]

SI BIEN es cierto que la llegada de un hijo suma muchos cambios en la vida de una mujer, para Neysa Barreto Pagán fue éste el impulso para desarrollar la vena empresarial heredada de su padre Bolívar Barreto.

Al llegar a la familia Cristian y Ramón, la ingeniera mecánica puso en pausa su carrera para educarse y darle forma a lo que para entonces era su necesidad: un centro de cuido de niños. De ahí la creación de Chiquimundi, el proyecto que hace 19 años la ocupa, logrando impactar alrededor de 1,500 niños.

“Hace 24 años atrás no existían centros de cuido con estructura educativa, era cuido solamente y cuando a mí me toca esa gestión de dejar a mi primer bebé en un centro de cuido fue bien angustiante”, sostuvo.

“Básicamente la idea original (de crear el centro) era poder atender mejor a mis nenes, poder tener un poquito más de flexibilidad para atenderlos, pero a la misma vez generar un ingreso para mi hogar”, indicó.

Para logarlo, acudió a la Universidad de Puerto Rico para tomar cursos de Educación Preescolar, Educación en la Edad Temprana, Desarrollo de Infantes y cursos de Administración de Centros de Cuido a través de su Programa de Educación Continua.

Una vez establecido, le tomó seis meses lograr la matrícula completa de su cuido. “Fue un boom”, aseguró. “Me ha ido muy bien. El éxito de poder mantener un negocio de esa índole, profitable, es mucha estructura, organización, y buen manejo de las finanzas. Uno tiene que educarse, por que tú no puedes empezar a correr un negocio sin conocer leyes laborales, sin conocer cómo funcionan las finanzas de un negocio. En realidad, yo siempre me enfoqué en la población con la cual yo siempre me identificaba que eran los papás profesionales trabajadores”, explicó quien actualmente dirige 10 empleados.

Ahora, además de mantener su exitosa microempresa, Barreto Pagán busca compartir su conocimiento con otros centros de cuido para ayudarlos a crecer. Esa es su encomienda en su rol como presidenta de la Asociación Puertorriqueña de Centros de Cuidado y Desarrollo del Niño, que representa el sector de unos 775 cuidos licenciados por el Departamento de la Familia en Puerto Rico. De estos, alrededor de 100 están afiliados a la Asociación.

“Como presidenta de la Asociación, estamos realizando unas labores como colaborar con el Consejo Multisectorial (de La Fortaleza) para la revisión del nuevo reglamento que va a aplicar para los centros de cuido y coordinando capacitaciones, talleres para educar sobre las prácticas apropiadas”, sostuvo.

“Me encamino a lograr la excelencia en el sector de centros de cuido. Soy fiel creyente de que la inversión en la niñez temprana es la clave del éxito del futuro de este país”, puntualizó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x