Roadtrip de Indice

Suministrada

¡Qué bien la pasaron!

Arranca con éxito el primer road trip oficial de ÍNDICE

29 de junio de 2015 07:00 am

Por: Sigfredo Rivera Cruz | [email protected]

CUANDO EL primer Road Trip de ÍNDICE encendió sus motores el pasado sábado en dirección norte, el maestro de historia, Edwin Baretti, asumió el reto de describir el valor histórico de cada escenario que visitó en el trayecto.

Fue así como junto al profesor, otros 50 aventureros desafiaron el tiempo para redescubrir a Puerto Rico en una ruta repleta de la cultura que a veces se olvida.

Y así transcurrió el roadtrip:

#1. LEVITTOWN — Este inmenso complejo de viviendas construido en 1963, y que, según Baretti, es una de las urbanizaciones más grandes del país, sirvió como punto de partida para el resto de la aventura.

#2. ANTENAS PINEAPPLE — El segundo destino llevó al grupo al Barrio Palo Alto de Manatí, donde descubrieron las 100 cuerdas de terreno que albergan uno de los mayores cultivos de piña en la Isla.

El administrador de la compañía, Roberto Figueroa, explicó que el suelo ácido de Manatí posibilita la producción de la piña dulce MD2, destacada mundialmente por su melosidad.

“Es una piña súper dulce y rica. La compraba en el supermercado sin saber que era de aquí”, dijo el viajero Gerardo González de 46 años sobre el fruto de Atenas Pineapple.

#3. CERVECERÍA BARLOVENTO — Una breve caminata por el casco urbano de la Atenas de Puerto Rico, precedió la llegada a la nano cervecería establecida en 2011: Barlovento Brewing Co.

Allí los arriesgados aventureros de ÍNDICE, no solamente conocieron a través del maestro cervecero Carlos González, el meticuloso proceso para confeccionar desde Manatí las cervezas artesanales de la compañía, sino que, además, pudieron degustar dos de sus variedades: la amarga Flavor Hopera y la acaramelada Frontera Amber Ale.

#4. HACIENDA LA ESPERANZA — Este recorrido sirvió para que el trabajador de la industria hotelera originario de Miami, Jorge Yáñez, conocerá la brutal historia de la caña de azúcar en Puerto Rico. El hombre, que se estableció en la Isla hace cuatro meses, supo que la hacienda construida hace más de un siglo pudo dar origen a la frase, “Pa’ las pailas del infierno”, que debió hacer referencia a las ardientes calderas en las que se quemaba el bagazo.

“Esto ha sido todo una sorpresa y no puedo esperar para recomendarles a los turistas que vengan aquí”, declaró Yáñez.

#5. RADIOTELESCOPIO DE ARECIBO — En el pico montañoso de la Villa del Capitán Correa, la gurabeña Marisol Negrón, redescubrió lo que es la instalación científica más importante del país.

A la altura de la plataforma del radiotelescopio más grande y sensible del mundo, la mujer de 50 años reflexionó y dijo, “es una pena que en algún momento se haya querido suspender los fondos económicos de este lugar”. Allí, el espíritu científico de los viajeros afloró en la estructura que investiga cuerpos espaciales y que, según la coordinadora del lugar, Yasmín Santiago, “sigue siendo una de las maravillas menos exploradas por los puertorriqueños”.

#6. VAQUERÍA CEIBA DEL MAR — El último destino de la travesía recibió al grupo con el singular olor a ganado del barrio Capáez en la capital de la industria lechera.

En los quesos y el yogur de la marca puertorriqueña Vaca Negra, Carmen Arroyo, de Bayamón, dijo que encontró una excusa para regresar a Hatillo, pues, ya instalados en la vaquería, cada uno de los viajeros tuvo la oportunidad de probar los únicos quesos añejados del país.

#7. HARRY’S TACOS — La última parada del día fue en este spot de Levittown, lugar donde precisamente empezó esta historia. Allí la gerencia recibió al grupo con música y Medalla Light bien fría.

El regreso no fue diferente a la partida, lleno de canciones, risas y más de una demostración sobre cómo bailar “la pelúa”. Un un aplauso con entusiasmo le puso fin a esta aventrura sobre ruedas.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x