Pareja en la cama

Thinkstock

En la cama no se resuelven los problemas

Debes poner sobre la mesa el issue antes de meterte bajo las sábanas con tu pareja

31 de mayo de 2015 09:26 pm

Por: Esther Balac / GDA

Con todo y lo fanática del buen sexo que soy, debo reconocer que el catre y las faenas amorosas no son (no deberían ser) la vía más adecuada para resolver problemas de pareja.

Insisto en este tema porque ha hecho carrera la manía de desatar conflictos personales, pasionales, familiares y hasta económicos por esta vía.

Y aquí tengo que ser clara: a lo sumo una encamada ayuda a bajar la tensión y la ansiedad que generan los roces y las diferencias mutuas, pero es incapaz de ponerles remedio definitivo a la peleadera y a los malos entendidos.

SI TE INTERESA: TEST: ¿Qué tan [email protected] eres en la cama?

De eso no queda nada, salvo los líos acumulados que son capaces de erosionarlo todo. Y que no me vengan ahora con la frase de cajón de que "no hay mejor sexo que el de la reconciliación".

A ellos tengo que decirles que no hay mejor sexo que aquel al que se llega por la vía del deseo, el gusto y la pasión... El que se disfruta sin presiones de ninguna clase y sin la carga pesada de los conflictos.

Los encuentros de pareja en la cama, la intimidad única que estos generan, tienen que ser independientes de todo lo demás. Deben estar mediados por la comunicación y la confianza y no por la forzada necesidad de reconciliarse. Si el interés es mantener una relación sana y abierta con la pareja, lo conveniente es dejar el afán.

SI TE INTERESA: 10 beneficios del buen sexo

Y antes de correr a meterse bajo las sábanas, poner sobre la mesa el problema, abordarlo con tranquilidad, analizarlo con franqueza y llegar a acuerdos y compromisos para resolverlos.

Aunque no se trata de una fórmula infalible, es sana y "pueden estar seguros de eso" preferible a cerrar los ojos, hacerse los locos y evadirse. Y ya que los hombres tienden a ser más proclives que ellas a buscar soluciones en la cama, tengo que recordarles que a las mujeres nos gusta ser escuchadas.

Sus parejas, señores, van a agradecerles que, para variar, tomen la iniciativa de dialogar antes de lanzarse al aquello. En esto conviene que sean delicados, porque se corre el riesgo de que acaben sintiéndose utilizadas. Sentir que ellos se preocupan auténticamente por nosotras, por conocer nuestros puntos de vista y por mantener viva la relación, es seductor.

Es eso, y no el sexo de toda clase, a toda hora y para todo, lo que garantiza una sana vida de pareja. Hasta luego.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

TAGS: Cama Pareja Sexo

Cargando...

Continuar

Publicidad

x