Aprendizaje

Shutterstock

3 consejos con base científica para aprender más

Estos tips son muy útiles

21 de mayo de 2015 07:43 pm

Por: Universia Puerto Rico

Hasta a las mentes más brillantes les puede ser muy dificultoso concentrarse en sus libros, si no tienen los hábitos adecuados y la motivación suficiente.

Sin ir más lejos, el propio Albert Einstein tuvo un rendimiento bastante pobre cuando era un joven estudiante. Para que esto no te suceda, te compartimos 3 consejos con fundamento científico para potenciar tu aprendizaje:

#1. Respeta tu horario de sueño

Casi cualquier persona ha experimentado las malas consecuencias que tiene la falta de sueño en nuestro bienestar físico y mental. Lo cierto es que, de igual manera, muchos estudiantes prefieren mantenerse despiertos la noche antes del examen y embutir todos los conocimientos en el cerebro a estudiar normalmente en los días previos. Incluso algunos llegan a pavonearse y creerse más aplicados por pasar horas en vela frente a los libros y notas de clase.

El insomnio, además de tener impacto negativo en la salud cardiovascular y favorecer el desarrollo de diversas patologías, puede hacer que decaiga nuestro rendimiento. De acuerdo a un estudio de la Brigham Young University, el sueño óptimo para un joven estudiante es de siete horas, pero la tendencia apunta a que los estudiantes duerman cada vez menos.

El sueño es un componente esencial en procesos como la consolidación de la memoria, el crecimiento y el aprendizaje. Si no duermes las horas suficientes, tus capacidades mentales para estudiar, aprender y completar tus proyectos se reducirán considerablemente.

#2. Aléjate de los alimentos y bebidas artificiales

Ante situaciones desesperadas es muy común ver a los estudiantes recurriendo a alimentos ricos en grasa y azúcar y a bebidas energizantes y altas en cafeína para mantener al sistema nervioso alerta por más tiempo. Al mismo tiempo, varios confían en complementos alimenticios que prometen aumentar nuestra memoria y energía.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, no obstante, los componentes de estos suplementos (como la fosfatidilserina o la taurina) no ayudan a mejorar nuestras capacidades cognitivas. Algo similar ocurre con las bebidas energéticas. Tal como afirma el Dr. José Manuel López Nicolás, profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Murcia, estas solamente introducen cafeína y azúcaral, genera palpitaciones y en el peor de los casos convulsiones o muerte súbita.

#3. Memorizar no es retener

El sistema de aprendizaje más utilizado por el estudiante promedio es leer una y otra vez sus apuntes hasta poder repetirlos. Sin embargo, los científicos afirman que esta es la forma menos efectiva de aprender. Un estudio publicado en 2011 en la revista Science puso a prueba los tres métodos de estudio más comunes: memorizar y repetir, dibujar diagramas y esquemas, y hacer auto-evaluaciones para comprobar si has aprendido.

Para probar su efectividad, realizaron un seguimiento de 200 alumnos, a quienes dividieron en 3 grupos, cada uno con un método de estudio diferente. Los investigadores descubrieron que el tercer método es el más eficaz, ya que optimiza la cantidad de contenido aprendido hasta en un 50%.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x