Robert Downey Jr. como Iron Man

Archivo

Robert Downey Jr: de exconvicto a multimillonario

En los 90 su carrera parecía acabada: introducido desde chico al mundo de las drogas por problemas de su padre

04 de abril de 2015 07:58 pm

Por: GDA

A Robert Downey Jr. se lo dio por muerto, artísticamente hablando, al menos un par de veces. En los 90 su carrera parecía totalmente acabada: introducido desde chico al mundo de las drogas por los problemas de su padre, Downey Jr. (Nueva York, 1965) tocó fondo en 1996 cuando la policía lo detuvo por conducir bajo los efectos del alcohol.

Y había más: en el baúl del auto tenía varias drogas (entre ellas heroína) y hasta un arma. Después, lo de siempre: salió bajo fianza, fue a rehabilitación, se escapó y todo volvió a empezar. En los siguientes tres años se registró media docena de entradas (y salidas por la puerta trasera) de clínicas de rehabilitación.

SI TE INTERESA: 11 celebridades que pasaron de la pobreza al estrellato

Finalmente, en 1999, un juez lo condenó a tres años de prisión en Corcoran, en el centro de California. El actor salió al año y continuó con sus intentos de reinserción en una industria que hasta ahora le era esquiva.

Cuando se convirtió en noticia más por sus problemas que por sus películas, Downey Jr. ya era un actor reconocido. Ya era el de Chaplin (1992, que le valió el premio Bafta y su primera nominación al Oscar), Short Cuts (1993) y Natural Born Killers (1994). De joven estrella pasó al pabellon de los estrellados, un actor con talento diluido por su propio genio.

"O las drogas o yo". Ese fue el planteo que le hizo la productora Susan Levin a inicios de la década pasada, cuando formalizaron su relación, según reconoció el propio actor en una entrevista con Penthouse. Aquel fue el punto de inflexión en la vida de Downey Jr.

Como papel de "rehabilitación" podríamos destacar el de Larry Paul en la serie Ally McBeal, por el que incluso se llevó un Globo de Oro.

SI TE INTERESA: VÍDEO: Robert Downey Jr. regala brazo biónico a niño

No cualquier productor se arriesgaría a apostar por un actor de innegable talento pero de genio impredecible. George Clooney fue uno de los primeros en confiarle un nuevo rol importante, en su segunda película como director, Buenas noches y buena suerte (2005). Le siguieron Una mirada a la oscuridad (2006, Richard Linklater) y el sólido drama El solista (2009).

Y de la silla del acusado pasó a la cima de Hollywood como el carismático multimillonario Tony Stark en la saga de Marvel Iron Man. Downey Jr. logró que ese personaje sea desde entonces imposible de despegar de su nombre. Entre las tres entregas, la saga lleva recaudados más de 2.300 millones de dólares en taquilla y gran parte de esto se lo debe al desempeño notable de Downey Jr., quien también encabezó la redituable Los Vengadores.

Y en un lustro, el mismo actor que era ignorado por los estudios pasó a ser la pieza de cambio más preciada de todas. De hecho, Downey pidió a Marvel un sueldo de 100 millones de dólares para continuar con las próximas dos entregas de Los Vengadores. Josh Whedon, el director, fue claro: "Sin Downey Jr. no hay LosVengadores". Y Marvel accedió, claro. Con una ganancia estimada de 75 millones de dólares anuales (que va a subir), Downey Jr. es el actor mejor pagado de Hollywood según la revista Forbes.

Si en los 90, dos de cada tres cosas que tocaba Downey Jr. se convertían en un escándalo (para mal), ahora, al llegar a los 50, la cosa se invierte.

En 2010 fue convocado por Todd Phillips para protagonizar "Due Date" junto a Zach Galifianakis, otro taquillazo. Fue el descanso entre Iron Man y el otro gran "hit" de su filmografía: Sherlock Holmes. Bajo la dirección de Guy Ritchie y formando pareja con Jude Law, encarnó al clásico investigador británico por primera vez en 2009 y el impacto fue evidente.

Aquella película recaudó más de 516 millones de dólares (y fue realizada con 90 millones), comprobando así que la marca Downey Jr. cotiza al alza e impulsando, como no podía ser de otra manera en la industria de hoy, una nueva saga. En 2010 llegó la segunda parte y en la agenda del actor ya figura la tercera, con fecha de estreno prevista para la segunda mitad de este año.

Este año viene también muy cargado para Downey. Además de la tercera entrega de Sherlock Holmes, volverá a calzarse el traje metálico de Iron Man para encabezar la legión de superhéroes más exitosa de la gran pantalla.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x