Brittany Maynard

AP / Maynard Family

Apoyo a la muerte digna

El Recinto de Ciencias Médicas se expresó a favor de un proyecto legislativo

18 de marzo de 2015 08:29 pm

Por: Rebecca Banuchi / Para ÍNDICE | [email protected]

Aunque con algunas reservas respecto a su implantación, el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) respaldó este miércoles el proyecto que crearía un marco legal para que los pacientes con enfermedades terminales puedan solicitar asistencia médica para terminar con sus vidas.

Noel Aymat Santana, rector del RCM, advirtió a los miembros de la Comisión cameral de Salud que es necesario que la legislación incluya todos los mecanismos y salvaguardas necesarios para asegurarse que el paciente que estaría en posición de ampararse en las disposiciones de la ley tome su determinación de manera “libre, informada y voluntaria”.

“Favorecemos que aquel paciente elegible, que cumpla con los requisitos expuestos en la legislación, y que tome la decisión en forma libre, informada y voluntaria, tenga derecho a autorizar la asistencia médica aquí autorizada, dentro de un proceso adecuadamente reglamentado”, manifestó Aymat Santana en el memorial escrito que sometió durante una vista pública.

SI TE INTERESA: Proponen “muerte digna” para pacientes terminales

“Defendemos la determinación individual y personalísima de cada paciente de autorizar o rechazar esta asistencia médica, dentro de la amplia gama de criterios legales, morales, religiosos y médicos que inciden en una determinación como esta”, abundó.

Según el rector del RCM, la medida debe incluir disposiciones que garanticen que, antes de tomar cualquier decisión, el paciente haya tenido acceso a redes de apoyo social y servicios médicos para evitar que la posibilidad de terminar con su vida se convierta en la “vía rápida” de morir para personas vulnerables, que no hayan recibido ningún tipo de ayuda, o que sientan que su vida se ha tornado en una “carga” para sí o sus familiares.

SI TE INTERESA: Brittany Maynard termina con su vida

“Debe aclararse en la medida de forma expresa que será requisito ineludible para acogerse a la asistencia médica autorizada en esta medida, que el paciente sea sometido a una evaluación psiquiátrica o psicológica a profundidad que descarte cualquier factor emocional o mental que esté nublando o afectando el buen juicio del solicitante”, subrayó Aymat Santana.

El Proyecto de la Cámara 2258, de la autoría del representante popular Ángel Matos, crearía la “Ley de Muerte Digna para Pacientes con Enfermedades Terminales”. El rector del RCM señaló que el término “muerte digna” utilizado en la pieza no es el más “adecuado”, y sugirió cambiar el título de la legislación para que lea “Ley para Regular la Asistencia Médica a Pacientes con Enfermedades Terminales, para Adelantar Activamente su propia Muerte”.

“Ciertamente, existen otros mecanismos y alternativas para enfrentar la muerte que son igualmente dignas o legítimas”, apuntó.

El concepto “muerte digna” también fue objetado este miércoles por la Puerto Rico Hospice and Palliative Care Association (PRHPCA), que acudió ante la comisión legislativa para oponerse el proyecto.

Jenny Olivo, presidenta de la organización de profesionales que brindan servicios a pacientes terminales y sus familiares, dijo que el proyecto “disfraza de muerte digna el suicidio asistido”.

“Los hospicios creemos que una muerte digna es aquella que nuestros pacientes tienen al final del proceso natural de su vida. Morir en tu cama, cómodo, junto a tus seres queridos, preparados mental y emocionalmente para una muerte natural y sin dolor. Eso es una muerte digna”, sostuvo Olivo.

La profesional de enfermería indicó que, aunque la medida indica que ese recurso estaría disponible para evitar el sufrimiento prolongado que puede provocar el dolor en pacientes terminales, un estudio de la Asociación Nacional de Hospicio reflejó que 64% de los pacientes en hospicio redujeron su dolor a un “nivel cómodo” durante las primeras 48 horas de recibir servicios bajo ese modelo.

“Según nuestra experiencia, los pacientes de hospicio que manifiestan dolor, se les maneja adecuadamente el mismo, permitiendo que pasen sus días tranquilos y libres de dolor”, comentó.

“En el centro de hospicio y cuidados paliativos es la creencia de que cada uno de nosotros tiene el derecho a morir libre de dolor y con dignidad, y que nuestras familias recibirán el apoyo necesario para permitir que lo hagamos”, puntualizó Olivo.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x