Restauración en La Fortaleza

Luis Cabezudo trabaja en la restauración de bustos. / Para ÍNDICE / Vanessa Serra

OMG! Encuentran oro en La Fortaleza

El descubrimiento fue hecho por estudiantes de arquitectura

16 de febrero de 2015 12:14 pm

Por: Nydia Bauzá / Para ÍNDICE | [email protected]

Estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica, que laboran en los trabajos de restauración y conservación de La Fortaleza, descubrieron varias láminas de oro fino de 23 kilates en las molduras de los bustos que adornan la escalera y la cúpula de la entrada principal del Palacio de Santa Catalina.

Desde 2013 se realizan obras de remozamiento en diversas áreas de la Mansión Ejecutiva, pero profesores y arquitectos que supervisan los trabajos indicaron que las labores más complejas son las que realizan desde noviembre pasado en la cúpula y la entrada principal, una de las áreas más deterioradas y donde todavía se están identificando los daños a la vetusta estructura, construida en el 1533, bajo la corona española.

“Durante la limpieza descubrimos que los ornamentos en Pan de Oro originales se habían tapado con macillas y pintura, a través del tiempo, en distintas administraciones anteriores”, reveló el administrador de La Fortaleza, Harold González Rosado en un recorrido con este medio por las áreas en remodelación, obras que se realizan bajo la supervisión de la Oficina Estatal de Patrimonio Histórico.

Las láminas de oro en los ornamentos de la escalera principal se habían documentado en 1987, según consta en documentos de la época, pero nunca se dio seguimiento al hallazgo, dijo González Rosado.

“Estamos trabajando con énfasis esa área porque los historiadores dicen que la escalera con todos sus ornamentos era lo que le daba el carácter palaciego a la estructura”, sostuvo.

Un informe rendido hoy viernes, por la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica, señala unos 200 puntos en los que se identificaron daños en el encalado (empañetado en cal), yesería y ornamentos arquitectónicos de la escalera principal y la cúpula.

En el lugar, unos 15 estudiantes del curso avanzado de Conservación Histórica, de la institución docente, trabajan desde el pasado mes de noviembre bajo la supervisión de los profesores Juan Carlos Velázquez y Claudia Rosa, mediante un acuerdo de colaboración entre la Oficina del Gobernador y la Universidad Politécnica, única en el Caribe que tiene un laboratorio de conservación para llevar a cabo este tipo de investigaciones.

Los universitarios trabajan trepados en un gigante andamio en el interior de la escalera, lo que mantiene clausurada la entrada principal a la Mansión. “La parte más dañada es la de la fachada sur que es donde se recibía la mayor cantidad de lluvia y había una coladera en el techo que ya se resolvió. Ahora lo que estamos viendo es el material que se utilizó originalmente dentro de las decoraciones”, explicó Velázquez, desde el andamio.

El profesor detalló que uno de los problemas mayores que han encontrado es que se había utilizado pintura de acrílico, “lo que no dejaba que el material original de argamasa y ladrillo, respiraran”.

Dos de las estudiantes, Carolina de la Cruz y Andrea Vallejo, indicaron que en dos paredes de la cúpula encontraron fluorescencia, organismos vivos y piezas perdidas. También dijeron que tuvieron que reestructurar los planos.

El especialista en propiedad histórica de la Oficina Estatal de Patrimonio Histórico, Santiago Gala Aguilera explicó que el estilo en el que se rediseñó La Fortaleza en 1846 y que la transformó en palacio, es neoclásico. Dijo que a ese período, es que pertenecen la escalera y la cúpula.

Pero, los trabajos de remodelación en el Palacio de Santa Catalina son más amplios.

El administrador de La Fortaleza indicó que son tres los proyectos de restauración de la casa de gobierno. Dijo que el primero, que ya concluyó, fue el de remodelación de la escalera de capá, que da acceso desde el primer piso al interior de la residencia. Esta escalera fue atacada por el comején, al igual que otras partes de la residencia oficial, como el Salón Ratán y las Galerías del segundo y tercer piso. La cama en bronce del cuarto de la Doncella también está recibiendo tratamiento de restauración.

“Tuvimos que darle prioridad a la escalera de Capá por motivos de seguridad. La escalera se movía. Tenía plafones en madera que el comején se había comido y dos de ellos llegaron a desprenderse”, precisó el funcionario, quien dijo que estos trabajos comenzaron en junio de 2013 y en junio de 2014, fueron completados.

Explicó que reforzaron los plafones de la parte lateral de la escalera con madera de un capá prieto de un aserradero de Ciales y dijo que este proyecto costó unos $150 mil, que se obtuvieron de un sobrante que dejó la pasada administración en la Administración para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) de un proyecto de reparación de aires acondicionados.

González Rosado indicó que el tercer proyecto es el de reparación y reemplazo de las puertas y ventanas, no sólo de la casa principal, sino de los restantes 10 edificios que integran el conglomerado de oficinas de la Mansión Ejecutiva. Este proyecto está en proceso y tiene un costo de unos $3.8 millones, de los cuales el 75% son sufragados por la Administración Federal para el Manejo de Desastres (FEMA) y el restante 25%, de una asignación del Fondo General.

Añadió que el 80% de la madera utilizada en la restauración de puertas y ventanas exteriores ha sido certificada por la Forest Stewardship Council (FSC).

Para el proyecto de remodelación de la escalera principal y la cúpula todavía no hay estimado de costos. El trabajo diagnóstico de la primera fase que han hecho libre de costos los estudiantes y profesores de la Universidad Politécnica, fue estimado por González Rosado entre $300 mil a $400 mil.

El funcionario dijo que el año pasado otro grupo de estudiantes de la Politécnica laboró en un proyecto de cromatografía para determinar el color original de La Fortaleza. “En la fachada oeste encontraron diferentes gradaciones de gris y en la entrada principal, encontraron tonalidades de salmón. Antes se molía el ladrillo para usarlo como parte de la mezcla de cal y arena”, sostuvo.

“Este tipo de restauración no se había hecho nunca a este nivel en La Fortaleza en lo que tiene que ver con las piezas de madera, encalados y la cúpula”, dijo el Administrador, quien confía en que todas las obras estén listas a finales de este año o principios de 2016.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x