Sexo

Thinkstock

Disfruta al máximo de tu encuentro sexual

Genera un vínculo especial intercambiando caricias antes de hacer el amor

13 de febrero de 2015 10:57 am

GDA

El sexo es más que una actividad física placentera. Es una forma de fortalecer la relación, incrementar la confianza entre la pareja y crear un vínculo más profundo entre ambos.

Pero muchas veces, la calentura del momento nos impide disfrutar totalmente de todo lo que el sexo implica antes, durante y después del coito. El juego previo es una de esas etapas y, aunque no lo creas, puede potenciar enormemente el placer que sentirás después.

SI TE INTERESA: Hombres con panza son mejores en el sexo

Hay caricias y caricias. Están las tiernas y románticas pero también existen aquellas que nos hacen llegar a las nubes si se realizan correctamente. Las zonas erógenas del cuerpo son el punto ideal para iniciar el juego previo.

En términos generales, la piel es potencialmente una zona erógena por lasmiles de terminaciones nerviosas que posee pero hay algunas partes que no debes dejar pasar como el lóbulo de la oreja y el cuello. Para las mujeres, los pezones y el interior de los muslos son zonas muy sensibles y en los hombres lo son los testículos y el área entre el escroto y el ano.

No te limites al momento de acariciar pues hay cientos de formas de hacerlo, algunas que no incluyen las manos. Las yemas de los dedos son grandes herramientas para generar placer al pasarlas suavemente sobre la piel.

SI TE INTERESA: 10 awkward moments que pasan cuando tienes sexo

Si es que la cosa se pone más intensa, hay quienes disfrutan de roces con la lengua y hasta con las uñas (pero sin convertirse en arañazos). Puedes incluir otros objetos como diferentes texturas como plumas.

Algo que debes tomar en cuenta es que no debes transformar ese juego previo en un acto sexual. Lo más importante es el contacto visual entre ustedes pues los ayudará a comprenderse mejor y los hará sentir más cercanos. Lo mismo ocurre con los besos que, aunque simples, son una gran herramienta para conectarse y subir la temperatura.

Por último, disfruta del roce de sus cuerpos que es una de las sensaciones más románticas que puedes experimentar.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x