Empleo

Thinkstock

Aprende a mercadearte

Tus metas profesionales dependen de cómo te proyectas

13 de enero de 2015 05:40 am

Por: Agencia EFE

Salir airoso de una entrevista laboral, lograr la aprobación de un proyecto, conseguir un ascenso o un aumento de sueldo e incluso ser más [email protected] por tus compañeros de trabajo y jefes. Incluso, obtener financiación para un producto o servicio que quieres desarrollar como emprendedor, poner en marcha un equipo de trabajo eficaz y armónico, causar una buena impresión ante un desconocido o ampliar tu red de contactos profesionales.

Estas son situaciones en las cuales las personas necesitan “venderse a sí mismas”, convenciendo a otras o despertando su confianza e interés, y demostrándoles todas las cualidades de su personalidad.

Sin embargo, aunque estas habilidades de “mercadeo personal” también son útiles para mejorar las relaciones sociales y personales, hay quienes afirman no servir para mostrar lo positivo que tienen y reconocen no saber cómo superar esa limitación, cerrándose la puerta a muchas oportunidades.

“Venderse a uno mismo es una habilidad que se aprende y se practica como cualquier otra. Con una buena formación y herramientas adecuadas se gana autoconfianza en dicho proceso y se pierde o minimiza la limitación mental de sentirse incapaz de hacerlo”, señala la psicóloga Mónica Mendoza, consultora española especializada en mercadeo y ventas.

Algunos de los trucos claves que utilizan los buenos vendedores y que las personas pueden aplicar para triunfar son los siguientes:

#1. Generar confianza: Para lograrlo, es necesario esforzarse por transmitir coherencia con sus valores y honestidad.

#2. Creer que se puede: Lo que creemos de manera consciente e inconsciente sobre nosotros lo proyectamos en los demás con nuestro comportamiento. Saberse vender bien no consiste en ir alardeando de nuestros méritos, sino en comunicar a los demás el valor que estamos aportando.

#3. La proyección lo es todo: Las personas hablan entre 150 y 160 palabras por minuto, y la mayoría están destinadas a hablar bien de sí mismos, por lo que es recomendable que, a la hora venderse, las personas procuren transmitir autoconfianza y sensación de competencia.

#4. Conectar con la mirada: Está demostrado que si a alguien no le gusta la mirada de un vendedor, no se produce entre ambos la conexión psicológica y emocional necesaria para que haya ningún tipo de persuasión ni de venta. Así que es importante generar confianza y seguridad con la mirada.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x