Fiesta de Navidad

Shutterstock

Cómo ser un buen anfitrión en las fiestas navideñas

Assmca te da algunos consejos

23 de diciembre de 2014 03:54 pm

Por: INDICEPR.COM | [email protected]

Establecer un horario para servir bebidas alcohólicas, ofrecer sopas y otras comidas luego de cierta hora y avisar a los invitados cuándo una fiesta está por acabar son algunas de las sugerencias de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca) para los anfitriones de fiestas durante la época navideña.

De acuerdo con la administradora de la Administración Auxiliar de Prevención y Promoción de la Salud Mental de Assmca, Julia Delgado, tomar algunas de estas medidas puede evitar tragedias con conductores ebrios.

“Estamos utilizando los medios de comunicación para orientar al pueblo, principalmente a anfitriones de actividades, sobre estrategias asertivas que pueden adoptar para controlar el consumo del alcohol entre los invitados con el objetivo de evitar los excesos que puedan ocasionar accidentes, luto y problemas a las familias puertorriqueñas”, explicó Delgado.

SI TE INTERESA: 100 canciones para celebrar la Navidad boricua

Consideró que un anfitrión responsable debe asegurarse de que las personas que vayan a consumir bebidas embriagantes cuenten con un conductor designado que no ingiera alcohol.

Sugirió también que el encargado de servir las bebidas recoja las llaves de los vehículos o les pida a los invitados que las coloquen en un lugar previamente identificado antes de empezar a servir los tragos. Después que se pierde el control, es más difícil que las entreguen, estimó.

De otra parte, Delgado enfatizó en la necesidad de evitar que los menores de edad consuman alcohol, ya que es una conducta que afecta la salud y el desarrollo del cerebro de los adolescentes.

Los estudios de Assmca indican que la mayoría de los escolares en Puerto Rico que consumieron alcohol antes de los 14 años de edad, lo obtuvieron de manos de un adulto, en una fiesta familiar.

“Si algún menor ingiere bebidas embriagantes durante una fiesta, la responsabilidad directa es del anfitrión, de los padres y los adultos presentes”, sentenció Delgado.

Para evitar que menores tomen a escondidas, se aconseja que las bebidas alcohólicas, incluyendo el coquito, no estén accesibles fácilmente, sino que estén controladas por un ‘bartender’ que sea el responsable de servirlas.

Otra estrategia para mantener el control, es tener accesibles bebidas sin alcohol, jugos, refrescos o agua como alternativas en las fiestas, además de entremeses y otros alimentos.

“La comida hace que se retrase la absorción del alcohol, aunque al final este se acaba absorbiendo. El ingerir alcohol con el estómago vacío favorece que se absorba más rápidamente y, en consecuencia, que sus efectos se inicien antes”, explicó.

Assmca ofreció una guía que establece que el consumo de uno a dos tragos en una hora hace que el individuo pierda el control de los impulsos; de tres a cuatro, que pierda la coordinación; de cinco a siete, que pierda el balance, y de ocho en adelante, que ya no pueda ni caminar. Unos 20 tragos en una hora conllevarían a un estado de coma.

Para conducir, el límite de alcohol en la sangre es de .08%, lo que es equivalente a unos dos tragos en una hora

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x