BrandShare

Shutterstock

Consejos para sobrellevar la batalla

Puedes vivir plenamente aunque estés luchando contra el cáncer del seno

16 de octubre de 2014 08:00 am

Por: BrandShare

¿Sientes que el cansancio, el dolor y la fatiga están afectando tu calidad de vida? ¿Sufres porque el estrés de la enfermedad, el tratamiento, los asuntos económicos y el bienestar de tu pareja y familia no te permiten disfrutar de los pocos momentos de relajamiento entre quimioterapias y citas médicas?

No estás sola, ya que la mayoría de las pacientes pasan por los estragos del cáncer en su calidad de vida.

Sin embargo, no tienes por qué resignarte, ya que hay maneras de prevenir y combatir estos efectos secundarios para que su impacto sea mínimo.

Aquí te damos algunos consejos para que manejes mejor tus dificultades diarias.

¿Te duele demasiado?

No pases por dolores innecesarios y junto a tu doctor explora opciones y medicamentos que puedan ayudar a aliviar este síntoma. Busca estrategias para lidiar con la neuropatía periférica causada por algunos de los medicamentos utilizados para tratar el cáncer.

¿Te fatigas de nada?

Consulta con tu doctor la posibilidad de incluir una rutina de ejercicios mientras estás en tratamiento, ya que la actividad física ayuda a aumentar los niveles de energías y tiene un impacto positivo en el tratamiento.Opta por ejercicios de bajo impacto como la natación y el baile.

Para combatir la fatiga y el cansancio también es necesario que planifiques descansos cortos durante el día. Organiza tu itinerario diario y haz una lista de prioridades para que las tareas diarias no te abrumen.

Adopta, además, una dieta balanceada y nutritiva, por lo general, alta en proteínas  y calorías, ya que lo que comes también ayuda a mejorar los niveles de energía.

¿No puedes con tanto estrés?

El yoga y meditación son algunas de las técnicas recomendadas para combatir el estrés.

También es recomendable que para relajarte adoptes algún pasatiempo como la lectura, el tejido o la pintura. Es bien importante que durante el tratamiento consultes con un psiquiatra, psicólogo o consejero que te ayude a canalizar tus preocupaciones y emociones, y así evitar que tu estado anímico tenga un impacto negativo en tu recuperación.

---

Este contenido comercial fue redactado y/o producido por el equipo de GFR Media BrandShare para P&G.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x