Comer

Thinkstock

Hablemos de calidad, cantidad y diversidad

Conoce más aquí

05 de septiembre de 2014 05:00 am

Por: Chef Edgardo Noel | Para ÍNDICE

LA CALIDAD y frescura de un producto son dos factores importantes en el resultado de un plato. Otro elemento es cocinarlo correctamente.

Puede suceder que un producto de buena calidad al cocinarse erróneamente quede aceptable. Pero es muy difícil que un producto de baja calidad, quede apetitoso aunque se cocina correctamente.

Pasa mucho, por ejemplo, con el churrasco. Me preguntan cómo pueden hacer para que quede blandito. De eso depende la calidad, frescura, marmoleo (grasa intramuscular), saber condimentarlo, adobarlo y confeccionarlo. Pero, probablemente, el factor más importante es la calidad. Pero si esta cualidad es debatible, hay cocineros que al marinarlo utilizan un ablandador o lo sobrecocinan para que en el proceso rompa su fibra y quede blando.

Mi recomendación es que, si nos queremos dar el gustito, hagamos el sacrificio de comprar una pieza fresca y de buena calidad.

Hace poco estuve hablando con un amigo sobre mi proyecto del restaurante y me sorprendió cuando me dijo que en casi todos los que visitaba pedía prácticamente lo mismo.

Respeto sus gustos, pero en mi opinión la experiencia de ir a comer a un restaurante debería ser más dinámica.

Aunque estamos acostumbrados a comer fuerte y en grandes cantidades, lo ideal sería aventurarnos a probar cosas nuevas, con calma y en un compartir gastronómico con nuestros acompañantes.

En vez de enfocarnos enla cantidad, lo ideal sería pensar en la diversidad y darle a nuestro paladar diferentes opciones.

Pensar en la cantidad nos puede abastecer antes de llegar al postre, en vez de disfrutar de sopas, ensaladas y hasta un cordial. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x