Por fumar demasiado, lo echarán de su casa

Archivo

Ser fumador es perjudicial durante una cirugía

El tabaquismo eleva las probabilidades de que hayan complicaciones

23 de julio de 2014 04:20 pm

Por: GDA

Diversos estudios internacionales confirman que el tabaquismo eleva la probabilidad de complicaciones durante y posterior a una cirugía, lo que no deja de preocupar a los especialistas, sobre todo por el aumento en el número de fumadores y, por tanto, de potenciales pacientes que llegan a pabellón en condiciones que no son ideales.

"El tabaco hace daño a través de varios de sus compuestos y sustancias tóxicas, como la nicotina, que es un alcaloide tan poderoso que produce la contracción de las arterias hasta en un 50%, lo que afecta la irrigación de los tejidos, dificultando una buena cicatrización, por ejemplo", explica el doctor Ricardo Geni, médico cirujano del Hospital del Trabajador de Santiago.

De allí que la recomendación habitual sea dejar de fumar dos o tres semanas antes de un procedimiento quirúrgico programado, pues está demostrado que la probabilidad de sufrir complicaciones se iguala a la de una persona no fumadora. La prohibición de tabaco se debe extender, además, por igual período de tiempo posterior a la cirugía.

Si se trata de un fumador pasivo, aunque teóricamente no es el mismo riesgo, la recomendación de no exponerse al humo del cigarrillo es similar, según comenta el doctor Pedro Peña, médico broncopulmonar y jefe del programa Antitabaco de Clínica Santa María.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x