Lego

Gustavo Monge / EFE

Todo el universo de Lego en un museo

Se trata de la mayor exposición del mundo dedicada al juguete

29 de junio de 2014 10:06 am

Por: Gustavo Monge / EFE | Praga

A unos minutos a pie del Puente de Carlos de Praga un museo ha reunido toda la magia del universo Lego, desde sus orígenes hace 65 años hasta sus modelos más modernos, creando la mayor exposición del mundo dedicada a este juguete.

Los 340 metros cuadrados de este museo privado, que abrió sus puertas en 2011, dan cabida a 2,950 modelos originales de la marca danesa, el 99% de ellos series de fábrica que todavía se pueden comprar.

En el mundo no existe otro museo de estas características e incluso en Dinamarca sólo hay uno pequeño en Billund, donde se encuentra la sede central de la empresa, pero que alberga sólo 300 modelos y no está abierto al público.

Además, el museo praguense ofrece la posibilidad de comprar piezas al peso, a precios que van desde los $5 por 100 gramos de las piezas más antiguas hasta los $10 que valen los bloques más actuales.

Este museo surgió gracias a la pasión de Milos Krecek, un empresario de 44 años que comenzó a coleccionar Lego hace una década y a quien su afición le llevó a llenar su propia casa de estos juguetes hasta convertirla en una gran construcción de Lego.

Un recorrido por el museo lleva a través de las series de Lego dedicadas al espacio, el océano, el hogar, la arquitectura o los piratas, entre otras.

Quizás la construcción más espectacular sea la del Puente de Carlos, una maqueta de cinco metros que reproduce el símbolo de Praga con 100,000 bloques de Lego y 400 figuras.

No faltan tampoco algunos hitos de la marca, que sí son modelos en serie, como el Taj Mahal comercializado en 2008, el modelo más grande de Lego con sus 5,922 piezas, o el Tower Bridge de Londres (2010), con 4,287 bloques.

El mundo mágico de Harry Potter, las aventuras de Indiana Jones o el universo de Star Wars son algunas de las secciones de este museo.

En la dedicada a la Guerra de las Galaxias, el visitante es recibido por la célebre melodía de John Williams y por una reproducción del androide R2D2.

Aquí, uno se encuentra con un amenazante destructor estelar, de más de un metro de largo, o con la Estrella de la Muerte.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x