Sindicatos se apoderan del Túnel Minillas

Suministrada

Sindicatos se apoderan del túnel Minillas

Se detuvo el tránsito en ambas direcciones

05 de junio de 2014 02:12 pm

Por: Sara del Valle / Para ÍNDICE | í[email protected]

Una protesta sindical que se tornó violenta en el área del Túnel Minillas, donde al menos dos altercados entre ciudadanos y manifestantes degeneraron en golpes, insultos y daños a vehículos de motor, culminó a eso de las 2:30 p.m. frente al principal centro de oficinas gubernamentales estatales.

Sobre los violentos incidentes, Pedro Irene Maymí, presidente de la Unión Independiente Auténtica (UIA), planteó que no los patrocinan, pero, al mismo tiempo, pidió tolerancia a la gente que se incomoda por las manifestaciones y sus efectos, como paralizaciones temporales del tránsito.

"Los lamentamos. No los patrocinamos, pero también le pedimos tolerancia al país", dijo a este medio el líder sindical al reaccionar a los sucesos violentos ocurridos casi al final de la manifestación en repudio a la propuesta ley para declarar una emergencia fiscal y frenar derechos adquiridos por los empleados públicos.

Una vez concluyó la manifestación, la Policía reabrió carriles de vías aledañas al Centro Gubernamental Minillas y el movimiento vehicular comenzó a normalizarse en la avenida de Diego y otras vías cercanas.

Irene Maymí dijo que los líderes de las uniones que participaron en la protesta se reunirán esta tarde para analizar lo ocurrido y planificar acciones futuras como parte de la lucha para combatir la llamada Ley de Sustentabilidad Fiscal, impulsada por la actual administración, tras la degradación del crédito del gobierno.

Sobre la UIA, anticipó que el próximo 17 de junio tendrán una asamblea para pedir un voto de huelga a la matrícula.

En cuanto a los incidentes violentos, uno surgió cuando aparentemente alguien sacó un arma, al ver bloqueado su paso en la vía pública. Los ánimos se alteraron y unos peatones le golpearon la guagua.

En otro suceso, un conductor se bajó de su vehículo e intercambió golpes con varios unionados. Alguien le rompió el cristal trasero del vehículo, después que alegadamente el hombre gritó palabras soeces a unos manifestantes.

Durante la multitudinaria protesta, unionados de las corporaciones públicas y camioneros tomaron el Túnel Minillas, ruta clave de acceso a la zona del Condado, Santurce y Carolina.

Fue en el túnel donde los ánimos se caldearon. Allí empleados agredieron a un conductor de una guagua van, lanzaron botellas de agua y golpearon el vehículo. Posteriormente, se informó el incidente con otro conductor, quien enfrentó a los manifestantes y hubo golpes.

Retumba sólido el coro sindical

"¡Lucha sí, entrega no!", gritaron los manifestantes, mientras caminan hacia el túnel. En ese lugar el eco de la consigna retumbó con fuerza de forma dramática.

Debido a la toma del túnel, se detuvo el tránsito en ambas direcciones por tiempo prolongado y muchos automovilístas se impacientaron.

Ante la situación, el coordinador de Tránsito de la Policía, inspector Jorge Hernández Peña, recomendó a los automovilistas que viajaban en dirección de Carolina hacia San Juan que se desviaran por la avenida Baldorioty de Castro hacia el puente Dos Hermanos para poder llegar a sus destinos.

A su vez, el oficial explicó que los conductores que iban en dirección de Bayamón hacia Carolina se movieran por la avenida Ponce de León.

Las personas que necesitaban llegar hasta el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín de Isla Verde debieron usar el puente Teodoro Moscoso, agregó el inspector, mientras cientos a bordo de automóviles y camiones quedaron imposibilitados de moverse.

El llamado de los líderes sindicales de tomar el control de la vía pública se dio en medio de discursos pronunciados en la plazoleta del Centro Gubernamental de Minillas, la cual estaba llena de empleados que escuchan las razones por las que deben continuar su lucha contra las medidas de austeridad fiscal del gobierno de Alejandro García Padilla.

También se informó que la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) y de la Unión Insular de Trabajadores Industriales y Construcciones Eléctricas (Uitice) se unieron al mediodía a las manifestaciones que realizan varios sindicatos de corporaciones públicas en repudio a la aprobación de una ley que declararía una emergencia fiscal, confirmó el líder de la UIA.

Clamor por un paro general

"Este podría ser el comienzo del paro general", afirmó ante un avivado grupo de trabajadores que mantienen sitiado el Centro Gubernamental de Minillas, en Santurce.

Astrid Rosario, de la Unión de Puertos, negó, no obstante, que el acto represente que ya se encuentran en el tan advertido paro general.

Previo a encaminarse a tomar el Túnel Minillas, los empleados unionados de algunas corporaciones públicas lograron controlar las entradas del conjunto de edificios del Centro Gubernamental Minillas y la de los estacionamientos, luego de que la Policía culminara la investigación sobre la presencia de un presunto artefacto sospechoso, logrando así detener los trabajos de las agencias gubernamentales que están allí ubicadas.

Los manifestantes, que también lograron cerrar la calle que da hacia el Centro Gubernamental en Santurce, eran en su mayoría de la UIA y de ProSol Utier.

Los edificios del Centro Gubernamental fueron desalojados en la mañana, mientras la División de Explosivos investigaba el hallazgo de una maleta sospechosa dentro de un zafacón colocado a la entrada de la Torre Norte. La amenaza resultó ser falsa y dentro de la malera solo se encontró ropa.

Tras deshacer el perímetro para controlar el acceso, los manifestantes lograron evitar el regreso de los trabajadores a sus funciones.

La objeción principal de los manifestantes gira en torno al análisis de un proyecto de ley para declarar una emergencia fiscal en el país, lo cual redundaría en presuntas pérdidas de beneficios y desvío de dinero de las corporaciones hacia el Fondo General.

“Esto es en repudio en la forma en que se han manejado los proyectos 1922 de la Cámara y el del Senado 1092, proyectos con los que el Gobierno quiere cancelar los convenios colectivos bajo la emergencia fiscal, y el de la Cámara 1905, que fusiona la Junta de Relaciones del Trabajo y la Comisión Apelativa del Servicio Público con Ocalarh (Oficina de Capacitación y Asesoramiento en Asuntos Laborales y de Administración de Recursos Humanos)”, precisó Irene Maymí a este diario.

 

El reportero Alex Figueroa y Maribel Hernández colaboraron en la redacción de este reportaje.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x