Café

PARA ÍNDICE SUROESTE / ALVIN J. BÁEZ

Guiados por el aroma

Café Teto, creación de Héctor Mercado, se ha convertido en el favorito de los amantes del energizante brebaje en la región oeste

05 de junio de 2014 05:00 am

Por: Pedro A. Menéndez/SUROESTE | Para ÍNDICE

MAYAGÜEZ El exquisito aroma inunda  el hogar de Héctor Mercado Crespo y su esposa Diana Ramírez, quienes se levantan a diario a las 5:00 a.m. para trabajar apasionadamente con el fin de llevar a cada mesa un producto de la más alta calidad: Café Teto.

Este el  sueño de más de 30 años de un caficultor de la Sultana del Oeste, quien en el 2010 decidió aplicar sus conocimientos en la elaboración del café gourmet y poco a poco se ha convertido en el favorito de los amantes de este energizante brebaje de la región. 

“Comenzamos con el café gourmet, pero con el pasar del tiempo vimos la necesidad de llevar un buen producto a la mesa del puertorriqueño a un buen precio y así fue que comenzamos con nuestra línea comercial”, explicó Mercado Crespo.

“Hoy tenemos nuestro producto en varias cadenas de supermercados como  Econo, Napo Vélez y  Criollito. También en varias farmacias de la zona. Además lo tenemos disponible en Mundo Taíno en San Juan y en Ponce en el establecimiento Island Health Food”, detalló el empresario.

Según Mercado Crespo la clave del sabor particular de Café Te to se encuentra en la tierra de la finca de Las Marías,  donde obtiene los granos. En ese mismo lugar, este agricultor siembra plátanos y guineos, que as u entender le brindan a su producto un sabor similar a la manzana

“Le damos todo nuestro empeño. Nosotros tostamos el café y tratamos que el tueste no termine con un sabor amargo al paladar al seleccionar bien el grano”, explicó Mercado Crespo, quien temprano en la mañana comienza con esa ardua labor de tostar el grano  “lo que le llaman el pergamino al café”.

Luego se pasa por una máquina clasificadora de manera que se pueda separar los granos 16,17 y el caracolillo, siendo este último el responsable del aroma y el sabor de la bebida.

Tras realizarse la mezcla, los granos pasan a tostarse para ser más adelante empacados y enviados a la residencia para el empaque que a diario pueden llegar a ser de 25 paquetes de 14 onzas y por lo menos 30 de ocho  onzas. 

Un nombre muy particular

Sobre el origen del nombre de su café, Mercado Crespo  no puede evitar el dejar escapar un sonrisa al recordar y comenzar la historia informando que él es el menor de 14 hijos y que su madre lo amamantó hasta que cumplió los seis años.

“Mis hermanos me gritaban en la escuela “chupateta” y eso poco a poco cambió y comenzó el apodo de Teto”, narró el empresario en entrevsta con ÍNDICE SUROESTE.

“Da la casualidad que cuando estábamos en el proceso de ponerle nombre a esto, uno de mis hijos me dice que use ese mismo apodo ya que además de sonar chévere, tenemos una historia que nadie puede olvidar detrás del café”, indicó el agricultor.

En la actualidad, Café Teto se encuentra distribuido mayormente entre los pueblos de  Sabana Grande hasta Rincón y, pese a que la meta es llegar a todos los hogares puertorriqueños, el escaso margen de ganancias, los altos costos de la energía eléctrica y la ausencia de varias máquinas ha aguantado su expansión a otras regiones de la Isla.

“Mi consejo a las personas es que si van a comprar café, que busquen una marca que sea netamente puertorriqueña. Llevar un buen café a cada taza en la Isla representa el sacrificio de nuestros agricultores”, exhortó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x