Desperdicios biomédicos

Archivo

Aún sin pruebas sobre el origen

Encuentran bolsas con desperdicios

05 de junio de 2014 05:00 am

Por: Pedro A. Menéndez/SUROESTE | Para ÍNDICE

TRAS MÁS de ocho meses de investigación por parte de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y la Comisión de Desarrollo Integrado del Oeste de la Cámara de Representantes todavía no existe una prueba concluyente que apunte a la fuente de origen de los desperdicios biomédicos encontradas  en la desembocadura del Río Grande de Añasco y la bahía de Mayagüez.

“Principalmente, se han encontrado bolsas de transfusión de sangre y una particularidad de las mismas es que no están rotuladas, lo que constituye un hallazgo particular porque antes de salir de la fábrica deben  estar rotuladas por reglamentación federal”, explicó  Weldin Ortiz Franco, ayudante especial de la oficina de la presidenta de la JCA.

El funcionario destacó que al momento se han encontrado  212 bolsas de manera continua en los pasados meses lo que apunta a que “no se trata de un evento particular, sino de una fuente continua en algún punto”.

La agencia ha enviado los desperdicios encontrados al Instituto de Ciencias Forenses (ICF) ya que  trabajan por medio de un acuerdo colaborativo para su análisis, pero solo han presentado resultados preliminares.

“Los resultados preliminares han arrojado que no se trata de   sangre humana”, indicó Ortiz Franco al tiempo que recalcó que se todavía el ICF está realizando pruebas y que hay que esperar a los resultados finales.

Al momento, la JCA ha inspeccionado diversos puntos de disposición de desperdicios biomédicos del área oeste.

No obstante, Ortiz Franco mencionó que entre las posibilidades que analizan actualmente se encuentra el que las bolsas hayan llegado del extranjero de manera clandestina y arrojadas en los cuerpos de agua. Otra teoría que consideran es que se trate de un deposito que lleve años enterrado y que con el tiempo y flujo del agua se esté liberando.

Asimismo, ampliarán la investigación al incluir un experto que  realizará pruebas para determinar la antigüedad del material y una patóloga veterinaria del recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico para determinar  cuál es el tipo de sangre en las fundas.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x