Hamburger

Thinkstock

Todo en un solo bite

El hamburger es una de las invenciones dignas de celebrar y mañana culmina su mes

30 de mayo de 2014 05:00 am

Por: ÍNDICE | [email protected]

SON MUCHOS los que piensan en un buen hamburger cuando se habla de almuerzo, y no es para menos, este bocadillo no solo es uno de los preferidos por excelencia, además, es de los más populares a nivel mundial. Tan popular como para tener sus propios festivales, un día completo de honores, y hasta un mes para celebrar su amplia variedad de creaciones y combinaciones.

En algún momento indeterminado, alguien decidió que mayo sería el Mes de la Hamburguesa, y así ha sido desde hace varios años. Pero es el 28 de mayo cuando los fans de este platillo celebran por todo lo alto su día mundial.

Origen confuso

Realmente, el origen de esta comida, muy popular en los Estados Unidos, pero no original de allí, es un poco confuso. Hay quienes le adjudican su invención a los romanos, otros a las tribus mongolas y turcas, y también hay versiones que apuntan a que el platillo es una modificación del steak tartar que comían los alemanes tártaros y que consistía de un pedazo de carne cruda sazonada únicamente con especias.

Lo que sí se tiene claro es que este manjar data del siglo XIV, y que se ha ido modificando con el tiempo hasta llegar a lo que hoy conocemos, el pedazo de carne entre dos panes. Varias reseñas aseguran que en Estados Unidos el hamburger cobró popularidad en el siglo XIX tras el boom de los fastfoods, y muchos le adjudican a la cadena White Castle haber masificado el producto.

¿Existe uno perfecto?

La respuesta es obvia: No, pero sí muchas maneras de preparar el que mejor complazca todos tus gustos.

Precisamente, una de las mejores cualidades del hamburger es que, más allá de la carne entre los dos panes, no tiene una receta oficial. Y por ello, la combinación de ingredientes nace de quien le apetece.

Lo más común es pedir la hamburguesa con lechuga, una rodaja de tomate, varios aros de cebolla, pepinillos, salsa de tomate, mayonesa y mostaza. Los más simples optan por los cheeseburgers, que, como bien dice su nombre, son solo carne, pan y queso. Pero otros la piden a su antojo, unos más complejos que otros, más gourmets o más atrevidos.

Lo cierto es que el hamburger, no importa cómo esté servido, es uno de los alimentos más completos. ¿La justificación? Tiene su porción de proteína en la carne, su porción de carbohidratos en el pan, una ración de ensalada en la lechuga, el tomate y la cebolla, y también las calorías (aunque a veces demasiadas) que necesitamos para tener energía.

¿Quién puede resistirse a un hamburger?

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x