Terremoto China

Los grandes terremotos, expresiones de normalidad sísmica

Son parte de una rutina telúrica normal

12 de abril de 2014 11:27 am

Por: Fernando Mexía/EFE | Los Ángeles

El reciente terremoto de magnitud 8.2 en la costa chilena fue, a pesar de su extraordinaria fuerza, un acontecimiento normal en términos sísmicos para el planeta, donde de media, cada año, se registra al menos un temblor de intensidad similar o superior y 18 que rebasan los 7 grados.

Los terremotos sufridos el jueves en Papúa Nueva Guinea y Nicaragua, de magnitud 7.1 y 6.2, respectivamente, no hicieron más que confirmar una rutina telúrica avalada por las estadísticas del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

De lo que se sorprenden sus expertos es del reducido número de víctimas que se cobran estas descomunales sacudidas gracias, sobre todo, a las medidas preventivas de algunos países que promueven la construcción de infraestructuras capaces que mantenerse en pie cuando la naturaleza insiste en derribarlas.

Es más, las investigaciones que se están realizando en ese sentido, como el experimento de detección de oscilaciones electromagnéticas asociadas a terremotos en Parkfield (California), no están dando aún los frutos esperados por lo que en el futuro la prevención seguirá siendo la mejor arma de defensa frente a los sismos.

Las redes sociales e internet han demostrado ya jugar un papel fundamental en situaciones de emergencia y desastres naturales, pero también pueden contribuir a generar inquietud en la sociedad, e incluso alarmismo, por dar eco global a fenómenos que antes no traspasaban tantas fronteras.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x