Gays

EFE

Europa reduce asistencia a Uganda por ley antigay

Funcionarios ugandeses han reaccionado con desdén y han dicho que los gobiernos occidentales pueden guardarse su dinero

27 de febrero de 2014 12:08 pm

Por: Rodney Muhumuza / AP | Kampala, Uganda

El gobierno de Uganda afronta severos recortes en la ayuda que recibe del exterior después que el presidente Yoweri Museveni promulgó una ley estricta contra los homosexuales.

Al menos tres países europeos han retirado el equivalente a millones de dólares en apoyo directo al gobierno de Uganda, que depende de las donaciones externas para cubrir un 20 % de su presupuesto.

Holanda anunció el jueves en un comunicado que suspendía el apoyo al gobierno de Uganda pero que seguiría apoyando a grupos no gubernamentales. También suspendieron su ayuda Noruega y Dinamarca.

Noruega canceló recursos por 8 millones de dólares, pero dijo que aumentará su apoyo a los defensores de los derechos humanos y la democracia. Dinamarca desvía sus programas de ayuda de 8,6 millones de dólares del gobierno a grupos cívicos.

Jim Mugunga, un vocero del ministerio de Finanzas, dijo que el gobierno aguarda la comunicación oficial sobre los recortes.

Washington también ha dejado entrever que podría reducir la asistencia a esta nación del este de África.

El secretario de estado norteamericano, John Kerry, comparó el miércoles la ley antihomosexual de Uganda con la represión de los judíos alemanes en los años 30 y de los sudafricanos negros durante el régimen de segregación racial, y afirmó que iba a instruir a los embajadores de Estados Unidos acerca de "cómo lidiar con este desafío a los derechos humanos en una base global".

Funcionarios ugandeses han reaccionado con desdén y han dicho que los gobiernos occidentales pueden guardarse su dinero.

El presidente Museveni firmó la ley el lunes, lo que le valió la condena de las Naciones Unidas, grupos defensores de los derechos humanos e incluso algunos de los socios para el desarrollo nacional. Al firmar el proyecto de ley, Museveni dijo que deseaba impedir que grupos occidentales promovieran la homosexualidad en Africa. La ley antigay es muy popular en Uganda, y algunos analistas creen que la firma de la ley elevó su popularidad con vistas a las elecciones presidenciales del 2016.

Ofwono Opondo, un vocero del gobierno, dijo el jueves que los cortes de ayuda demuestran a los ugandeses "que el mundo no les debe nada".

"Es en realidad una trampa para la dependencia", agregó. "Es positivo que hayan quitado la ayuda para que podamos vivir con los medios con los que contamos".

La nueva ley ugandesa dispone cadena perpetua para los condenados por haber mantenido relaciones homosexuales.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x