Náufrago

AP

Familia del náufrago lo daba por muerto

La emotiva reacción de los padres fue de una inmensa alegría mezclada con lágrimas

04 de febrero de 2014 03:15 pm

Por: Marcos Aleman y Nick Perry / AP | Garita Palmera, El Salvador

La milagrosa odisea de supervivencia protagonizada por un pescador salvadoreño, que dice que estuvo a la deriva en el mar durante 14 meses y medio, se convirtió para su madre y padre en otro milagro pues ambos habían perdido contacto con él desde hace ocho años y pensaban que su hijo había muerto desde hace tiempo.

La emotiva reacción de los padres de José Salvador Alvarenga, de 37 años, fue de una inmensa alegría mezclada con lágrimas, lo que también podría ayudar a explicar cómo éste salvadoreño se las ingenió para sobrevivir a mar abierto a borde de un bote descubierto por unos 10,400 kilómetros.

"Ya teníamos ocho años de no saber de él, creíamos que ya estaba muerto, este es un milagro, la gloria es para Dios", dijo su madre María Julia Alvarenga Samayoa, de 59 años a The Associated Press.

Entre las preguntas que siguen sin respuesta sobre la historia del náufrago están cómo el fornido pescador sobrevivió en una zona donde sólo pocos lo harían, por qué se ha olvidado de muchos detalles básicos de su vida y qué exactamente ocurrió con el adolescente que lo acompañaba y que él dice que murió en medio del oleaje.

Su padre lo describió como un hombre joven, fuerte y robusto, con una devoción hacía el océano que lo llevó a buscarse la vida en el mar pescando desde los 14 años.

Su padre, José Ricardo Orellana, de 65 años, dijo el martes que cuando Alvarenga creció "me dijo, 'papa yo voy para México, es que la pesca es mejor, quiero algo mejor para vivir'''.

Sobre la fortaleza de Alvarenga su madre dijo que José Salvador "tenía cuerpo doble, pero era bien portado, con nosotros era muy obediente".

Los padres también dijeron que su apodo de la infancia era "Cerilo", que coincide con el nombre de un hombre registrado como desaparecido por funcionarios de la defensa civil mexicana durante una tormenta en noviembre de 2012.

La madre dijo que sus otros hijos ya sabían de la odisea del naufragio y su supervivencia pero "no me querían decir, es que yo padezco de la presión", dijo.

Mientras las autoridades mexicanas y salvadoreñas coordinaban la repatriación de Alvarenga, que apareció en las remotas Islas Marshall, a miles de kilómetros de distancia del lugar donde se perdió en el mar hace 13 meses, persisten las dudas sobre ciertos detalles de su relato

Especialmente se duda sobre su apariencia física, que para algunos se encuentra en demasiado buen estado para una odisea en la que no tuvo acceso a agua dulce y en la que estuvo bajo el sol durante meses.

Alvarenga dice que sobrevivió comiendo pescado, tortugas y pájaros. Dice que se hidrató gracias al agua de lluvia y a la sangre de las aves que atrapaba.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x