Hércules cobra al menos 15 vidas

La tormenta amenaza con temperaturas mínimas históricas

04 de enero de 2014 10:21 am | Foto: Karl Mathis/AP

Agencia EFE | Washington

La primera gran tormenta de 2014 en Estados Unidos, "Hércules", se cobró al menos 15 vidas en su segunda jornada sobre el noreste, donde a la nieve y al fuerte viento le seguirá en los próximos días un peligroso frío que hará bajar los termómetros a mínimos históricos, por debajo de menos 20 grados centígrados.

La nieve, que ha alcanzado los 60 centímetros en algunos puntos, y los intensos vientos obligaron a cancelar por segundo día consecutivo miles de vuelos, más de 3,000, a retrasar otros 7,000, restringir los transportes por tierra, y a cerrar escuelas y edificios gubernamentales en 22 estados.

Como consecuencia de la severa tormenta, al menos 15 personas perdieron la vida hoy viernes, se registraron numerosos accidentes de tráfico y hospitalizaciones por hipotermia, y miles de estadounidenses se quedaron sin luz en sus hogares y centros de trabajo.

Las gélidas temperaturas provocaron asimismo la rotura de tuberías, lo que desembocó en inundaciones y evacuaciones en tiendas, teatros y hospitales de algunas áreas de Boston.

Tras el cese de las nevadas, será el frío ártico el que represente el mayor peligro en los próximos días, de manera que las autoridades concentran todas sus advertencias en que la población se proteja ante unas temperaturas que pueden caer al mínimo histórico de menos veinte grados centígrados.

Las autoridades locales en diferentes estados informaron de al menos otras once muertes relacionadas directa o indirectamente con las condiciones meteorológicas.

La primera gran tormenta de nieve de 2014 afecta a un tercio del país, es decir, a más de 100 millones de personas, y mantiene en situación de emergencia a los estados de Nueva York y Nueva Jersey, además de causar graves complicaciones en Massachusetts, Illinois, y Pensilvania.

La capital del país, Washington, amaneció cubierta de una fina capa de nieve pero no sufrió trastornos tan graves como otros lugares del noreste, por lo que el gobierno federal y las autoridades del Distrito de Columbia no cerraron, aunque sí permitieron a sus empleados trabajar desde casa. 

Cargando...