Mayrim Villalobos explica  que el entrenamiento en tierra impacta los huesos y las articulaciones, mientras que el del agua ayuda a los músculos.

Mayrim Villalobos explica que el entrenamiento en tierra impacta los huesos y las articulaciones, mientras que el del agua ayuda a los músculos. / SUMINISTRADA

Lo que no se mueve, se daña

Múltiples estudios han demostrado que realizar ejercicio con regularidad disminuye el riesgo principalmente de estos tipos de cáncer.

08 de julio de 2013 05:00 am

Por: MAYRIM VILLALOBOS | PARA ÍNDICE

¿POR QUÉ hay personas que se levantan a las 5:00 a.m. para ir al gimnasio? ¿Por qué se reúnen en las tardes cuando salen de trabajar para jugar baloncesto? Y más increíble aún... ¿por qué se levantan un domingo a las 6:00 a.m. para correr seis millas a pie o 60 en bicicleta?

Ejercitarnos no tan solo nos permite vernos esbeltos, realizar ejercicios de manera frecuente reduce el riesgo de muerte prematura por enfermedades cardiovasculares, disminuye la presión arterial y los niveles de colesterol malo (LDL) a la vez que aumentan los niveles de colesterol bueno (HDL).

Múltiples estudios demuestran que realizar ejercicio con regularidad disminuye el riesgo de cáncer de mama o colon.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, para el 2012 Puerto Rico tenía la tasa de incidencia de diabetes más alta entre todos los territorios de EE.UU. y es la tercera causa de muerte en la Isla. Con tan solo caminar rapidito por 30 minutos diarios ayudaríamos a que estos números cambiaran.

Ejercitarse todos los días a la misma hora ayuda a controlar los niveles de glucosa y, a largo plazo, a disminuir la resistencia a la insulina.

Mediante la liberación de endorfinas, el ejercicio ayuda a reducir la depresión, mejora la sensación de bienestar general, mejora los patrones de sueño y ayuda a combatir el estrés. A su vez, ayuda a desarrollar una mejor actitud y un mayor descanso que permite tener un mejor desempeño en nuestro diario vivir.

A través del ejercicio quemamos calorías, indispensable para la pérdida y mantenimiento de un peso y porciento de grasa corporal saludable. Los músculos, huesos, ligamentos y tendones se fortalecen y, a su vez, se mantiene un nivel adecuado de flexibilidad de las articulaciones previniendo el desarrollo de enfermedades como osteoartritis y osteoporosis.

Entre otros beneficios, está el fortalecimiento del sistema inmunológico, mejor función cognitiva, mejor absorción de nutrientres, liberación de toxinas a través del sudor, etcétera.

Los beneficios a la salud son los mismos para todos y la evidencia es indiscutible. En palabras claras: ¡Lo que no se mueve se daña! Los espero este y todos los sábados en el Último Trolley, en Ocean Park, con Aquacross Training a las 7:00 a.m.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x