RALLY DEL NO VIDENTE

ÍNDICE/WALDEMAR LOZADA

Tremendo reto: el Rally del No Vidente

Un chofer que no sabe a dónde va tiene que dejarse guiar por un copiloto ciego

20 de mayo de 2013 05:00 am

Por: MARA RESTO VÉLEZ | [email protected]

JOSÉ LUIS Martínez Torres tiene 64 años, vive en Hato Rey y es no vidente de nacimiento.

A los siete años aprendió a leer el sistema Braille en el Instituto Loaiza Cordero y este conocimiento lo puso ayer en práctica para participar del 37mo Rally del No Vidente, una competencia organizada por el Club de Leones de Baldrich en la que los ciegos tienen las claves para llegar a un lugar determinado con la ayuda de un chofer, que debe dejarse guiar por ellos en todo momento.

En esencia, este fue el reto que enfrentaron ayer los participantes del Rally del No Vidente, un evento en el que  chofer y copiloto fueron un equipo: uno tenía la habilidad y  el otro las claves, así cada cual estaba discapacitado a su manera.

Ayer José Luis fue el guía del editor de la revista Drive de Primera Hora y subeditor de Suplementos Comerciales de GFR Media, Andrés O’Neill, quien fue el chofer que lo acompañó durante la competencia. 

Y con el desafío de ser los  primeros en hacer la ruta en el tiempo estipulado –dos horas con seis minutos– y cumplir con los siete puntos de cotejo, salieron a las 9:30 a.m. los 24 choferes con sus 24 copilotos no videntes a bordo de diferentes modelos de Ford Mustang.

   La ruta partió desde el ICPR Junior College, en Hato Rey, y  se extendió por Cupey, Trujillo Alto, Santurce, Barrio Obrero, Condado, la avenida Kennedy y Levittown hasta llegar al Club de Leones de Sierra Bayamón. Allí los aguardaba una celebración.

En total, fueron 27 los no videntes   que asistieron a la actividad, tres de ellos no leían Braille, por lo que no pudieron ser copilotos. Sus edades variaban entre los  13 y los 87 años.

 A las 12:02 de la tarde, y después de un largo recorrido, de perderse en pleno Levittown y pasar por alto dos puntos de cotejo,  llegó Andrés O’Neill al volante de un Mustang Cobra junto con José Luis. Tardaron 2:25 en llegar a la meta logrando  la posición número 14.

 “Tremenda experiencia. No todo el mundo puede hacer esto. Es una experiencia bien bonita”, dijo José Luis al concluir el recorrido, tras subrayar que el año pasado logró la tercera posición.

Más allá del tiempo que tardó cada cual en hacer la ruta, todos cumplieron su objetivo, y una vez más evidenciaron que la falta de vista no es un obstáculo en sus vidas, sino una razón  para demostrar su gran valor.

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x